El 'dólar Messi' golea al peso en Argentina

El aumento de la demanda de dólares en Argentina, que llevó su precio en el mercado negro a un récord de 10 pesos por dólar y por lo que fue bautizado como 'dólar Messi', está llevando a los bancos a subir las tasas de los depósitos para tratar de recuperar ahorristas.

Los argentinos desconfían del peso y acuden al dólar.

Reuters

Los argentinos desconfían del peso y acuden al dólar.

POR:
mayo 06 de 2013 - 02:24 p.m.
2013-05-06

El interés que pagan los bancos por los depósitos a treinta días de más de 1 millón de pesos, conocido como badlar, trepó 0,81 punto porcentual a 15,69 por ciento desde el 18 de marzo, cuando el gobierno elevó un impuesto a las compras en el exterior con tarjetas de crédito. La decisión contribuyó a impulsar el aumento bimestral más veloz de la tasa badlar desde febrero.

Aunque las tasas de depósito del país son las más altas del mundo, la cantidad de dinero depositado en los bancos se encamina a la primera caída mensual desde octubre de 2011 en tanto los ahorristas tratan de eludir los controles monetarios de la presidente Cristina Fernández de Kirchner y una inflación estimada en 24 por ciento. Los argentinos pagan una prima de 90 por ciento sobre el precio oficial para comprar dólares, llevando el tipo de cambio del mercado negro a 9,98 por ciento el 3 de mayo y hacia un nivel que los operadores denominan el “dólar Messi” por el futbolista argentino Lionel Messi, cuya camiseta lleva el número 10.

“No hay razones para que esto se detenga en el llamado dólar Messi”, dijo Fausto Spotorno, economista de la firma de investigación Orlando Ferreres Asociados, en una entrevista telefónica que tuvo lugar en Buenos Aires. “La política del gobierno con el dólar es la misma que con la inflación. Espera que, al no hablar de ella, el problema desaparezca pero el efecto es el contrario, se agrava”.

CONTRA LA INFLACIÓN

Messi, goleador de 25 años que fue elegido el mejor jugador del mundo un récord de cuatro años seguidos, juega para la selección argentina y el Barcelona de España.

Los argentinos compran dólares en el mercado negro, conocido localmente como mercado “blue”, o a través de la permuta blue chip, proceso por el cual los inversores adquieren títulos valores localmente y los venden en los Estados Unidos, debido a las limitadas alternativas de inversión para proteger los pesos de la inflación.

La devaluación administrada del tipo de cambio oficial por parte del banco central debilitó el peso un 15 por ciento en los últimos doce meses.

El precio del paralelo seguirá subiendo porque el gobierno ha dado señales de que continuará aplicando controles monetarios para frenar la caída de valor del peso en lugar de reducir la inflación, mientras pierde reservas en dólares que se encuentran en el nivel más bajo en seis años de 39.500 millones de dólares, según José Luis Espert, economista que dirige la firma de investigación de Buenos Aires Espert Asociados.

“Es evidente que la gente piensa que el dólar es atractivo aun a 9 debido al marco macroeconómico en que vivimos”, señaló Espert en una entrevista telefónica. “Si el gobierno sigue asustando a la gente, el dólar paralelo seguirá aumentando, las reservas seguirán cayendo y la economía no crecerá”.

“El gobierno ha desestimado la política monetaria como herramienta contra la inflación y quiere evitar a toda costa un mayor enfriamiento de la actividad económica”, escribió el exministro de Economía Domingo Cavallo en su blog el 3 de mayo. “El gobierno ha prometido que las tasas para depósitos nunca serán más altas que la inflación”, agregó.

“Elevar las tasas de interés sólo funciona a corto plazo”, explicó el ex viceministro de Economía Jorge Todesca, que dirige la firma de investigación de Buenos Aires Finsoport. “La gente desconfía del peso porque hay inflación persistente, emisión de pesos para financiar el déficit y limitada oferta de dólares. No hay forma de saber cuál es el techo del dólar en este momento porque no lo tiene”.

 

Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido