Donald Trump: tres meses de incertidumbre y polémica

En el tiempo en el que ha estado al frente de Estados Unidos ya ha encontrado problemas para sacar adelante su veto migratorio.

Trump

Trump

POR:
Portafolio
abril 16 de 2017 - 03:48 p.m.
2017-04-16

A falta de pocos días para que Donald Trump cumpla tres meses al frente de la primera economía internacional, el inicio de su mandato ha estado marcado por dos características principales: la improvisación de sus políticas y la polémica de sus actuaciones.

“Lo que vemos es lo que nos temíamos, una presidencia sin un plan”, afirma el profesor de sociología política de la Universidad Complutense de Madrid, Luis Tojar.

(Lea: ¿Por qué el dólar caro amenaza las promesas de Donald Trump?). 

Ya en campaña, con sus repetidos ataques a México y su polémico discurso que le hizo ganarse críticas desde todos los ámbitos, se podía ver que iba a suponer un cambio frente a la manera en la que se hacía política en Estados Unidos hasta el momento.

Por el lado de su actuación ejecutiva, Trump pareció empezar con gran ánimo reformista, ya que en las primeras semanas firmó varios decretos para impulsar el veto migratorio a países musulmanes, así como mostró su decisión de ‘tumbar’ el sistema de salud conocido como Obamacare, empezar la construcción de un muro con México y de potenciar proyectos de infraestructura en el país. Sin embargo, al día de hoy, pocas de las propuestas han salido adelante.

“Su actuación ha sido caótica e improvisada. Hasta ahora, la cabeza no funciona y los asesores de alrededor no se ponen de acuerdo, al final termina pareciéndose a un barco que busca ir en veinte direcciones distintas y que no puede llegar a un puerto”, argumenta el profesor universitario y editor de Politizen, Jairo Velásquez.

No hay que olvidar que la justicia logró frenar en dos ocasiones el veto migratorio a seis países musulmanes, mientras que el Congreso paralizó su intención de cambiar el sistema de salud, al tiempo que le obligó recientemente a modificar las reglas para que Neil Gorsuch entrara en el Tribunal Supremo.

“Los primeros 100 días de Trump han demostrado la dificultad que va a tener su presidencia. La caída de su proyecto sanitario por el voto de los republicanos es un hecho crucial que muestra que está solo en el establishment político de EE. UU.” explica Tojar.

Todo esto, como indican los expertos, podría ser un adelanto de que Trump no lo tendrá fácil en sus próximos meses de Gobierno para aprobar las propuestas que ha realizado.

Entre los principales retos que tendrá que afrontar el presidente en los próximos meses estarán algunos como la reforma tributaria, en la que la posibilidad de impulsar el Border Adjustment Tax será protagonista, así como seguir con la desregulación financiera, empezar a desarrollar los planes de infraestructura, cumplir promesas electorales como la construcción del muro con México, consolidar su giro hacia el proteccionismo o aprobar los presupuestos generales, entre muchos otros.

(Donald Trump prepara una reforma tributaria). 

Pero esta actuación política no es el único aspecto a destacar de este tiempo. Como se mencionó anteriormente, las polémicas han sido otra de las constantes. “El tiempo legislativo más provechoso en un periodo presidencial, que son los 100 primeros días, no se han aprovechado en nada distinto a apagar incendios que causaron las palabras y acciones del mismo Trump y de sus asesores más cercanos”, apunta Velásquez.

Lo que empezó durante la campaña electoral con las palabras ofensivas contra los mexicanos, episodios machistas y sospechas de evasión fiscal, lejos de acabarse, se podría pensar que incluso se ha acrecentado, lo que ha hecho que el clima de tensión con China como principal competidor económico y con Rusia por la situación en territorios como Siria y Corea del Norte al hablar del plano militar, no haya hecho más que aumentar en este tiempo.

“Con Rusia le ha surgido un problema grave y no parece tener una estrategia clara frente a él. Primero negó todos los indicios de intervención de los servicios secretos rusos y alabó a Putin, y después, al hilo de la crisis Siria, ha decretado una intervención absurda que le ha costado un serio conflicto con Moscú”, señala el profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

Y esto se traduce en otros ámbitos también, como ha ocurrido con la paralización del Nafta, la salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico (TTP) o con su retórica en la que apunta que podría desobedecer las normas de la Organización Mundial del Comercio o que podría sacar al país de organizaciones o programas mundiales, como es el caso del cambio climático.

Ante esto, los expertos dejan claro que aquellos que pensaban que Trump dejaría atrás su perfil conflictivo de la campaña una vez que se convirtiera en presidente, se equivocaron. “Él se siente cómodo en actos de campaña, no gobernando. Por eso se sigue comportando como un candidato polémico. Esperemos que con el paso del tiempo sepamos si va a ser un presidente”, destaca el editor de Politizen.

UN TIEMPO LLENO DE DIVERSAS POLÉMICAS 

Aunque no todas las polémicas que ha protagonizado Donald Trump han sido tan sonadas, lo cierto es que en el corto periodo de tiempo que lleva como presidente de Estados Unidos, los episodios han sido muchos.

Sin ir más lejos, pocos días después de posesionarse, eliminó la versión en español de la web de la Casa Blanca y la parte que ofrecía su apoyo a la comunidad LGTBI, la cual también mostraba los programas que se estaban llevando a cabo.

Esto, por supuesto, sin dejar de lado las muchas frases que ha emitido por Twitter para atacar empresas, criticar a personajes públicos o, simplemente, para expresar su opinión.

En definitiva, son muchos los factores que han marcado los primeros tres meses en el mandado de Trump, los cuales le están afectando. Los últimos sondeos muestran cómo hoy en día su aceptación ha bajado en torno a 37%, mientras que en enero, llegaba al 45% de estadounidenses.

Rubén López Pérez
rublop@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido