Donald Trump y su discurso de proteccionismo económico | Internacional | Portafolio

El proteccionismo de Trump contado por él mismo

En su discurso de posesión dijo que EE.UU. se deben proteger las empresas 'frente a países
que fabrican nuestros productos y destruyen trabajos'..

Trump junto a su esposa Melania durante el baile que hace la pareja en la noche del nombramiento presidencial.

Trump junto a su esposa Melania durante el baile que hace la pareja en la noche del nombramiento presidencial.

afp

POR:
Portafolio
enero 21 de 2017 - 02:11 p.m.
2017-01-21

En su discurso de posesión, Donald Trump dejó ver lo que será la base de su política económica, los mismos argumentos que expuso durante la campaña y que le sirvieron para ser elegido a la presidencia de Estados Unidos.

(Todo lo que debe saber de la nueva presidencia en EE.UU.)

El ya cuadragésimo primer mandatario de Estados Unidos exclamó que “el juramento que hago hoy (ayer) es un juramento de lealtad a todos los estadounidenses. Durante muchas décadas, hemos enriquecido a la industria extranjera a expensas de la industria estadounidense”.

Trump agregó que “subvencionamos ejercitos de otros países, permitiendo al mismo tiempo el triste deterioro de nuestras fuerzas armadas. Hemos defendido las fronteras de otras naciones al mismo tiempo que nos negamos a defender las nuestras”.

Respecto a la infraestructura recalcó que el país gasta billlones y billones de dólares en el extranjero, mientras la infraestructura de Estados Unidos se encuentra en muy mal estado y en decadencia.

“Hemos hecho ricos a otros países, mientras que la riqueza, la fuerza y la confianza de nuestro país se han disipado en el horizonte. Una a una, las fabricas fueron cerradas y abandonaron nuestro país, sin ni siquiera pensar en los millones y millones de trabajadores estadounidenses que quedaron atrás”, aseveró Trump en un aparte de su discurso de 16 minutos.

El nuevo mandatario de los estadounidenses agregó que “la riqueza de nuestra clase media ha sido arrancada de sus hogares y redistribuida por todo el mundo”.

Pero eso forma parte ya del pasado. Ahora, solo miramos al futuro. Hoy nos reunimos aquí para emitir una nueva sentencia que tiene que escucharse en todas las ciudades, en todas las capitales extranjeras y en todos los centros de poder”, puntualizó Trump.

A renglón seguido añadió que “a partir de hoy, una nueva visión gobernará nuestra tierra. A partir de este día, Estados Unidos va a ser lo primero. Estados Unidos primero. Todas las decisiones que se tomen sobre comercio, impuestos, inmigración y asuntos exteriores se harán en beneficio de los trabajadores estadounidenses y de las familias estadounidenses”.

“Debemos proteger nuestras fronteras de los estragos de otros países que fabrican nuestros productos, se llevan nuestras empresas y destruyen nuestros trabajos. La protección conducirá a una gran prosperidad y fortaleza”, sostuvo Trump.

Con voz firme y ante cuatro expresidentes del país, incluyendo a Obama, aseveró que Estados Unidos volverá a ganar y lo hará como nunca antes. “Recuperaremos nuestros trabajos. Recuperaremos nuestras fronteras. Recuperaremos nuestra riqueza. Y traeremos de vuelta nuestros sueños. Construiremos nuevas carreteras y autopistas y puentes y aeropuertos y túneles y ferrocarriles a lo largo de toda nuestra maravillosa nación”.

Sacaremos a nuestra gente de la beneficencia y la pondremos de vuelta al trabajo, reconstruyendo nuestro país con manos estadounidenses y trabajo estadounidense. Seguiremos dos reglas simples: comprar productos de Estados Unidos y contratar estadounidenses”, concluyó el nuevo presidente de Estados Unidos.

Crear 25 millones de empleos

Las políticas económicas del presidente estadounidense Donald Trump buscan alcanzar un crecimiento económico anual de cuatro por ciento, el limite superior de metas anteriores establecidas por él y su equipo, de acuerdo con la pagina web de la Casa Blanca, que fue actualizada justo cuando rindió juramento.

Para recuperar la economía, Trump ha propuesto un atrevido plan para crear 25 millones de nuevos empleos en Estados Unidos en la próxima década y volver a un crecimiento económico anual de cuatro por ciento”, de acuerdo a una sección de la página web titulada ‘Recuperando empleos y el crecimiento’.

La estrategia incluye impuestos más bajos y menos regulación.

Siga bajando para encontrar más contenido