Donante de Clinton usó sus nexos para negocios en Colombia

The Washington Post publicó ayer un reportaje en el que asegura que el magnate canadiense Frank Giustra adquirió importantes activos en el país, en condiciones que despiertan suspicacias.

El empresario Frank Giustra (der.) habría donado a la Fundación Clinton 100 millones de dólares.

AFP

El empresario Frank Giustra (der.) habría donado a la Fundación Clinton 100 millones de dólares.

Internacional
POR:
mayo 05 de 2015 - 11:34 a.m.
2015-05-05

Uno de los donantes ‘secre- tos’ de la Fundación Clinton habría hecho negocios en el sector de petróleo y minería en Colombia, aprovechando los nexos políticos del expresidente Bill Clinton con el gobierno del exmandatario Álvaro Uribe, reveló ayer el diario estadounidense The Washington Post.

Frank Giustra, un magnate del sector minero de Canadá, habría usado sus relaciones con la Fundación Clinton desde el año 2005 para hacer negocios en diferentes partes del mundo, incluyendo Colombia, México, Brasil y Haití.

Según el matutino estadounidense, Bill Clinton conoció a Giustra cuando su fundación buscaba “un avión grande” para realizar un viaje de caridad hacia América Latina.

En ese momento, Giustra puso su lujoso jet de pasajeros a disposición de Clinton, con la única condición de que el magnate pudiera acompañar al expresidente. “Ese viaje del 2005 fue el comienzo de una intensa amistad, de mutuo beneficio”, señaló The Washington Post.

Desde entonces el empresario canadiense “ha donado más de 100 millones de dólares para el trabajo de la Fundación Clinton, convirtiéndose en el donante individual más grande de las actividades de caridad de la familia” Clinton, apunta el matutino.

“Clinton ha logrado tener transporte regular, con el préstamo del avión de Giustra en 26 ocasiones para los negocios de la Fundación desde el año 2005”, incluyendo 13 viajes en que Clinton y Giustra viajaron juntos. Las cifras sobre el uso del avión por Clinton, nunca antes registrado, fueron proporcionadas por una portavoz de Giustra, según el periódico.

La semana pasada, la Fundación Clinton reconoció que una institución de beneficencia afiliada, de origen canadiense, fundada en el 2007 por Giustra, mantuvo en secreto sus donativos, a pesar de un acuerdo de ética suscrito en el 2008 con la administración Obama, en el cual se comprometía a revelar los nombres de los benefactores de la Fundación, con sede en Nueva York.

The Washington Post reveló que la relación con la organización benéfica de los Clinton le sirvió a Giustra como trampolín para sus negocios.

CONEXIÓN COLOMBIA

Entre las transacciones de Giustra se destaca una operación petrolera colombiana, en la cual el empresario canadiense habría recibido valiosos derechos de perforación con una empresa petrolera estatal (Ecopetrol), gestión lograda unos años después de que se produjera una reunión suya con el presidente colombiano (Álvaro Uribe), a través de la Fundación Clinton.

Según el periódico, Giustra se habría reunido por primera vez con Uribe en el 2005 durante su primera participación en un evento de la Iniciativa Global Clinton en Nueva York.

Los intereses del magnate canadiense incluyen minas de oro, construcción de puertos, comercio de madera y, más recientemente, productos petroleros.

“Giustra y Uribe fueron vistos charlando animadamente en un descanso entre paneles de discusión en la reunión del 2005”, refiere The Washington Post. Desde entonces, los tres hombres –Uribe, Clinton y Giustra– han tenido múltiples reuniones en Nueva York, Bogotá y –con la familia Clinton– en Chappaqua.

Un punto que resalta el periódico es que en el 2007, “Giustra jugó un papel clave en la formación de la compañía petrolera de rápido crecimiento en Colombia Pacific Rubiales Energy. Ese año irrumpió en la escena con la compra de una firma petrolera que trabajaba estrechamente con Ecopetrol, que Uribe había privatizado hacía poco. También firmó un contrato de gasoducto con esa firma y luego ganó el derecho de explorar crudo en áreas ecológicamente sensibles a lo largo de la costa colombiana”.

The Washington Post menciona algunos aspectos de los lazos de Giustra con Colombia, referidos en el libro ‘Clinton cash’, del escritor conservador Peter Schweizer que saldrá a la venta esta semana. Las conexiones con Colombia de los Clinton y su benefactor eran evidentes en junio del 2010, según el periódico.

Se menciona en el reportaje que Bill Clinton y Giustra habrían volado juntos en su avión, mientras que su esposa, Hillary Clinton, habría llegado para una visita oficial como Secretaria de Estado.

“Los tres cenaron juntos en Bogotá. A la mañana siguiente, Bill Clinton tuvo una reunión en privado con Uribe en la casa presidencial”, revela el periódico.

Unas horas más tarde, Hillary Clinton celebró su reunión con el líder colombiano. En una posterior entrevista televisada, anunció que estaba dispuesta a apoyar un acuerdo de libre comercio, que tanto buscó después con Colombia, lo cual se consideró como un cambio en su posición desde su campaña presidencial del 2008. “La declaración de Hillary Clinton fue la adhesión a la política de la administración de Obama”, según el secretario de prensa de la campaña, Brian Fallon.

“Sin embargo, los altos dirigentes colombianos y sus aliados de negocios estaban encantados con la noticia de ese día desde Bogotá”, dijo The Washington Post.

El magnate insiste en que su esfuerzo se ha centrado en ayudar a la gente en Colombia y otros países en desarrollo con el fin de encontrar mercados para sus productos, resultando en empleos permanentes para personas en situación de pobreza.

EL EXPRESIDENTE NIEGA INFLUENCIA DE SU FUNDACIÓN

El expresidente estadounidense Bill Clinton negó ayer que el dinero de los grandes donantes de su fundación haya servido para influenciar decisiones del Gobierno de EE. UU., cuando su esposa Hillary

Clinton era secretaria de Estado. En una entrevista al canal NBC, Clinton afirmó que no lamenta que su Fundación haya recibido importantes sumas de dinero de donantes extranjeros, algunos de los cuales han sido señalados por haberse beneficiado de decisiones gubernamentales.