€ 315.000 millones nutrirán economía de la Eurozona

La CE pondrá 21.000 millones de euros como palanca para atraer otros capitales.

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker (der), y el primer ministro italiano Matteo Renzi.

Archivo particular

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker (der), y el primer ministro italiano Matteo Renzi.

Internacional
POR:
noviembre 26 de 2014 - 01:45 a.m.
2014-11-26

La Comisión Europea (CE) adoptó este martes 25 de noviembre un plan de inversión de 315.000 millones de euros para los próximos tres años con el que espera crear hasta 1,3 millones de empleos nuevos y sumar hasta 410. 000 millones al PIB comunitario.

El plan es una apuesta personal del presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, quien lo presentará hoy oficialmente ante el pleno de la Eurocámara, junto con el presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Werner Hoyer. La iniciativa, anunciada por Juncker el 15 de julio en el Parlamento Europeo antes de recibir la confirmación como nuevo presidente de la CE, ha sido acelerada dada la tambaleante economía europea y la falta de inversiones, que han bajado un 15 % desde los niveles de 2007, anteriores a la crisis.

El Plan de Inversión se apoyará en el BEI, con sede en Luxemburgo y la máxima nota crediticia, la triple A, a fin de atraer a partir del 2015 inversiones para financiar proyectos en áreas clave como las infraestructuras de transporte, banda ancha y energía, innovación e investigación, energías renovables y eficiencia energética o educación, entre otros. Para ello se creará un vehículo de inversión nuevo, el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, que estará gestionado por el BEI y cofinanciado por este banco y la CE, que contará con 21.000 millones de euros como palanca para atraer capitales.

Los estados miembros, los bancos nacionales públicos, las autoridades regionales e inversores privados podrán participar en este instrumento, sin que cuente para los estados como déficit la aportación de capital, considerada una inversión estadísticamente.

En cambio, el dinero que destinen los países a cofinanciar proyectos concretos sí computará en su déficit y deberá ajustarse a las normativas europeas de ayudas de Estado.

Uno de los objetivos era no poner en riesgo la triple A del BEI y así el nuevo fondo proporcionará una protección parcial ante el riesgo en el que incurrirá el banco. Lo hará a través de una garantía de 16.000 millones de euros del presupuesto de la UE y 5. 000 millones del banco.

Los 16.000 millones están provisionados al 50%: 2.000 millones salen del margen que hay en los presupuestos anuales de la UE hasta alcanzar el techo de gasto, 3.300 millones del programa ‘Conectar Europa’ de infraestructuras y otros 2.700 millones de ‘Horizonte 2020’, de investigación e innovación.

APOYO A PYMES Y MEDIANAS EMPRESAS

La idea es hacer inversiones de largo plazo por unos 240.000 millones de euros y apoyar con otros 75.000 millones a pymes y empresas de mediana capitalización cuando el fondo esté operando, a mediados del 2015. No habrá cuotas por países ni límites en la distribución geográfica de los proyectos o topes en los montos que recibirá cada Estado miembro a la hora de decidir qué programas se beneficiarán del plan.

El principal criterio será que sean económicamente viables, para la economía real y de calidad, dijeron fuentes de la UE.

La CE, el BEI y los países han creado un Grupo de Trabajo de Inversión, que estudia los posibles obstáculos a la inversión, y ha efectuado un primer análisis de una lista de potenciales proyectos que han enviado los países miembros a Bruselas.

EFE