Economía en América Latina crecerá cerca del 6% en 2010

Durante el 2011, la región crecerá a un ritmo del 4,2 por ciento, según la Cepal.

POR:
diciembre 13 de 2010 - 11:05 p.m.
2010-12-13

La economía latinoamericana mostró una gran recuperación tras la caída del año pasado y cerrará 2010 con una expansión de 6 por ciento, que se moderará en 2011, cuando se prevé un crecimiento de 4,2 por ciento, por una menor demanda pública y un marco de desaceleración global, anunció ayer la La Comisión Económica para América Latina (Cepal).

“Tras la caída del 1,9 por ciento en 2009, por efectos de la crisis, la Cepal prevé un crecimiento del 6 por ciento en América Latina y el Caribe, gracias a la recuperación económica que han mostrado la mayoría de países”, reveló el reporte del organismo de Naciones Unidas con sede en Santiago.

Paraguay, con una expansión de 9,7 por ciento, liderará el crecimiento en 2010, mientras que Venezuela anota una caída de 1,6 por ciento y Haití -que en enero sufrió un devastador terremoto y ahora una epidemia de cólera- una caída del 7 por ciento.

En el año 2010 el desempeño de la economía de la región fue “sobresaliente”, según la secretaria ejecutiva de la Cepal, la mexicana Alicia Bárcena, quien destacó el impacto de las políticas contracicíclicas de los gobiernos y la recuperación internacional como principales impulsos para la rápida recuperación.

Sin embargo, según Bárcena, “el comercio, las remesas, la inversión extranjera directa y la economía global se recuperan en dos velocidades: una para los países emergentes y otra para los países desarrollados”.

Según el informe, la región recuperó los volúmenes de comercio previos a la crisis, y la inversión extranjera directa recuperó entre el 30 y 35 por ciento después de una caída de más del 40 por ciento en 2009.

Las remesas, sin embargo, no alcanzaron los niveles previos a la crisis a pesar de que volvieron a crecer. “Difícilmente se van a recuperar, por tres factores: los mercados de los países desarrollados siguen deprimidos, la política migratoria se ha endurecido, y la permanencia de los trabajadores al exterior se ha limitado”, explicó Bárcena.

En tanto, las importaciones crecieron y las exportaciones mejoraron tanto por el incremento de los volúmenes como de los precios. Los países mineros (Chile y Perú) se beneficiaron de un mayor precio de los metales, de la misma forma que los países petroleros (Colombia, Ecuador, Bolivia, Venezuela) aprovecharon el precio del combustible.

La inflación, que pasó de 4,7 por ciento en 2009 a una cifra estimada de 6,2 por ciento en 2010, fue causada por el aumento de los precios de los alimentos y combustibles, pero según Bárcena, “no se prevé que se convierta a un problema a corto plazo”.

El informe señala que 2010 fue un año “particularmente severo” para la región en desastres naturales, cuyo impacto económico fue cifrado en 49.188 millones de dólares, de los que 30.000 fueron producto del terremoto de febrero en Chile.

 Crecimiento con ‘incertidumbre’

 El crecimiento previsto para el año 2011 de 4,2 por ciento se realizará en un marco de “incertidumbre mundial”.

“Diversos factores han generado un escenario menos optimista en la economía internacional, lo que, sumado a un menor impulso sobre la demanda proveniente de las políticas públicas y al estrechamiento de la capacidad productiva ociosa, augura un menor crecimiento de la región en 2011", explicó la Cepal el día de ayer.

Siga bajando para encontrar más contenido