Economía global y factores internos marcarán la tendencia

El peso colombiano podría cotizar por debajo de 1.900, condicionado por las elecciones presidenciales.

Según el analista Enrique Álvarez, el peso colombiano se fortalecerá una vez pasen las elecciones.

Archivo Portafolioco

Según el analista Enrique Álvarez, el peso colombiano se fortalecerá una vez pasen las elecciones.

POR:
mayo 26 de 2014 - 01:21 p.m.
2014-05-26

Las monedas de América Latina operarán esta semana marcadas por las decisiones de bancos centrales en las principales economías globales y por el desarrollo de acontecimientos políticos y legislativos en países como Colombia y Chile.

"El peso de Colombia va a salir mayormente con fortaleza una vez pase lo de la elección (...) Se va a tener confirmación de que las políticas se van a mantener en cuanto a la parte económica", acotó el analista Enrique Álvarez.

El analista aseguró que continúa la dependencia de las políticas que los principales bancos centrales toman para ayudar a sus economías.

"Ese factor 'estímulo' tanto de Europa como de Japón, y de China sobre todo en el lado hipotecario, es lo que nos va a llevar adelante, mientras que las cifras en Estados Unidos siguen siendo muy mixtas", dijo Alvarez desde Nueva York.

En cuanto a la moneda de Chile, país donde se discute una amplia reforma tributaria, el jefe de estudios de Forex Chile, Sergio Tricio, estimó que el peso chileno permanecería en los niveles actuales de entre 550-555 unidades, ayudada por feriados en Estados Unidos y Europa, mientras que en lo interno se esperan cifras sectoriales a finales de la semana.

"Si el mercado se anticipa a ellas, podría haber algo de alza en el tipo de cambio puesto que el mercado apuesta a que datos más débiles podrían llevar a un recorte en las tasas de interés", afirmó.

El real brasileño estaría condicionado a la evolución de las encuestas electorales, donde la actual mandataria Dilma Rousseff se mantiene a la cabeza. La moneda operaría en un rango de entre 2,13 y 2,21 reales por dólar.

El peso argentino seguirá regulado por el Banco Central en las próximas sesiones tras acumular una depreciación del 0,12 por ciento en la semana previa. Operadores estiman que la moneda buscará niveles de 8,08 unidades por dólar y en el mercado marginal promediará niveles de 11,75 unidades por dólar, tras marcar un valor de 12,1 unidades la semana pasada.

REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido