La economía global sigue asustando a los mercados

Las plazas europeas y norteamericanas vivieron este jueves una jornada frenética por causa de la degradación de la coyuntura económica mundial. El petróleo tuvo una jornada de recuperación.

EFE

"Hay un poco de pánico a corto plazo, que cristaliza todos los temores provocados desde hace semanas por el crecimiento".

Internacional
POR:
octubre 16 de 2014 - 09:31 p.m.
2014-10-16

"Hay un poco de pánico a corto plazo, que cristaliza todos los temores provocados desde hace semanas por el crecimiento" económico mundial, explicó el analista Alexandre Baradez, de IG, resumiendo el ánimo general.

Wall Street terminó dispar aunque logró recuperarse tras una apertura a la baja, gracias a buenas informaciones económicas en Estados Unidos.

El Dow Jones perdió 0,15%, en baja por sexta jornada consecutiva. El Nasdaq en tanto, logró quedar en positivo de apenas 0,05%. El índice ampliado S&P 500 ganó 0,01%.

La bolsa de París cerró con caída del 0,54%, Londres con una caída del 0,25%, Fráncfort subió al cierre un 0,13%. Madrid cedió un 1,72%, Lisboa un 3,21%, Atenas un 2,22% y Milán 1,21%.

El presidente francés, François Hollande, atribuyó el movimiento general a "la incertidumbre internacional", ya que "Estados Unidos se está ralentizando y Europa tiene un crecimiento muy débil". "A media jornada, la plaza (de París) vivió un momento de pánico, con flujos de venta por doquier.

Al final de la sesión, el mercado bajó un poco menos", resumió Renaud Murail, gestor de Barclays Bourse. A las 18H00 GMT el euro recuperaba algo de terreno ante el dólar en la segunda parte de la jornada en Nueva York, impulsado por una recuperación de los demás mercados: la moneda única europea valía 1,2822 USD contra 1,2834 USD el miércoles hacia las 21H00 GMT.

El petróleo en tanto subió en Nueva York y Londres tras abrir en baja. El barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en noviembre terminó con un aumento de 92 centavos a 82,70 USD en el New York Mercantile Exchange (Nymex). A las 11H10 GMT cayó a 79,78 dólares, quedando por primera vez desde junio de 2012 por debajo de los 80 dólares. El barril de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre, terminó en tanto en 84,47 USD en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres, un alza de 69 centavos con relación al cierre del miércoles.

"El inversor está falto de referencias, ya que los mercados están cayendo por una situación general y no por un acontecimiento en particular", comentó la consultara francesa Aurel BGC en una nota. Entre los factores que los inversores estarían teniendo más en cuenta ahora figura el ébola.

"La gran preocupación es que el ébola traiga un nivel de incertidumbre que nunca se ha visto antes en los mercados", dijo desde Londres Joe Rundle, jefe de la agencia de corretaje Trading ETX Capital. "Si el ébola escapa a todo control, podrían registrarse en los mercados pérdidas nunca vistas", añadió. Como siempre ocurre en estas situaciones, los inversores huían del riesgo y preferían valores refugio como el dólar, el oro o la deuda alemana o norteamericana.

ESPAÑA Y GRECIA ACUSAN LA TENSIÓN

Este jueves, los mercados europeos se llevaron varias malas noticias. La primera fue la confirmación del dato de inflación en la Eurozona en septiembre, apenas 0,3%, su nivel más bajo desde octubre de 2009.

Este indicador sigue alimentando la amenaza de una deflación, que sería fatal para un crecimiento económico ya de por sí estancado. Por otro lado, las exportaciones de la Eurozona cayeron en agosto por tercer mes consecutivo, un 0,9%. Otra mala noticia fue que España no recaudó lo esperado en sendas emisiones de deuda a 10 y 15 años.

En la línea a diez años, de referencia en el mercado, hubo una subida del tipo medio de interés, lo que ilustra la tensión sobre la deuda de los países del sur de la Eurozona (Italia, España, Portugal y Grecia). Igualmente hay nerviosismo con Grecia, donde el gobierno quiere salir en los próximos meses del plan de rescate financiero internacional.

Prueba de la tensión que genera en los mercados esa posibilidad, el Banco Central Europeo (BCE) se comprometió este jueves a garantizar una mayor liquidez a los bancos griegos. Poco después, la Comisión Europea quiso enviar un mensaje de tranquilidad afirmando que "seguirá ayudando a Grecia de todas las maneras posibles", incluso una vez terminado el programa en curso.

El ministro griego de Finanzas, Guikas Hardouvelis, tachó de "exagerada" la reacción de los mercados, y aseguró que su país respetará los compromisos con sus acreedores "para concluir de manera normal el plan de saneamiento de su economía". Previamente, influidas por tres indicadores decepcionantes publicados el miércoles en Estados Unidos, las bolsas asiáticas cayeron este jueves: Tokio perdió 2,22%, Seúl 0,37%, Shanghai 0,72% y Hong Kong 1,03%.

PETRÓLEO A 82 DÓLARES POR BARRIL "SIGUE SIENDO BUENO" PARA VENEZUELA: MADURO

El presidente venezolano restó importancia este jueves a la caída sostenida de los precios del petróleo en los últimos meses y precisó que responde a un interés de Estados Unidos por perjudicar la economía de países petroleros como Rusia y Venezuela.

"Los precios del petróleo han venido bajando. El precio del petróleo estaba en 82 ayer (miércoles), 82 sigue siendo bueno para nosotros. Es tan así (...) que vamos a entregar excedentes de ingresos petroleros", aseguró el mandatario desde el palacio de Miraflores.

El precio del crudo venezolano, que hasta septiembre se ubicó sobre los 90 dólares por barril, ha mantenido su tendencia a la baja desde entonces, hasta alcanzar los 82,72 dólares por barril la semana pasada, uno de los niveles más bajos de los últimos tres años.

La caída del crudo y la profunda crisis de divisas y deudas con proveedores ha sumado argumentos para que distintos analistas económicos nacionales e internacionales aseguren que el país con las mayores reservas del mundo podría entrar en default.

La baja sostenida en el valor del barril venezolano representa una complicación para la economía de este país sudamericano con las mayores reservas petroleras mundiales, pues obtiene a través de las exportaciones petroleras -que rondan los 2,4 millones de barriles diarios- 96% de las divisas para alimentar su economía.

El presidente volvió a acusar a Estados Unidos de inundar el mercado con petróleo de esquisto y reiteró el llamado de su gobierno a una reunión extraordinaria de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para tomar acciones, una petición que todavía no ha tenido respuesta por parte del cartel.

Estados Unidos "ha inundado de petróleo (el mercado) para dañar a Rusia y colateralmente dañarnos a nosotros como grandes productores de petróleo, como países energéticos del mundo. Es una coyuntura que enfrentaremos y los precios rebotarán en su momento", agregó.

El gobierno venezolano ha defendido en los últimos años un precio de 100 dólares por barril para el correcto funcionamiento de su economía.

AFP