Economía rusa sufre primera contracción desde crisis mundial

La moneda amplió sus pérdidas luego de un informe que reveló que el PIB comenzó a bajar por primera vez desde 2009. El país sufre la baja del precio del petróleo y las drásticas sanciones occidentales.

Rusia

REUTERS

Rusia

Internacional
POR:
diciembre 29 de 2014 - 02:14 p.m.
2015-12-29

La economía de Rusia se contrajo con fuerza en noviembre y el rublo volvió a caer el lunes, luego de que las sanciones occidentales sumadas a un descenso en los precios del petróleo provocaron la primera contracción en el PIB del país desde la crisis financiera global.

El Ministerio de Economía dijo que el producto interno bruto (PIB) de noviembre se retrajo el 0,5 por ciento anual debido a menores contribuciones de la construcción, los servicios y la agricultura.

La contracción probablemente empeore, pues el declive de los valores del crudo se agudizó en diciembre después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se abstuvo de recortar la producción a fin de apuntalar los precios, que desde junio han bajado casi 50 por ciento.

El petróleo es la columna vertebral de la economía rusa, que también se contrajo fuertemente en 2009 durante un desplome previo del valor del petróleo. Pero los problemas de este año fueron exacerbados por las sanciones que le impuso Occidente a Rusia por la anexión de Crimea y el papel de Moscú en el levantamiento separatista en el este de Ucrania. Las sanciones frenan la inversión extranjera y este año condujeron a fugas de capital desde la economía rusa por más de 100.000 millones de dólares.

“Con los actuales precios del petróleo esperamos que las cosas empeoren. No hay razones para sentir optimismo”, declaró Dmitry Polevoy, economista jefe para Rusia de ING Bank, en Moscú. “Esto se relaciona, en primer lugar, con las sanciones, con (la baja de los precios de) el petróleo y con al pánico que vimos en diciembre en el mercado. El daño al sistema bancario y al sentimiento del consumidor tardará mucho en recuperarse”.

Las sanciones redujeron de forma severa la capacidad de las compañías rusas para endeudarse en el exterior, desatando la peor crisis cambiaria desde el default de la deuda rusa en 1998.

SE DERRUMBA EL RUBLO

El rublo, que había repuntado el viernes, tuvo una caída de más de un 6 por ciento contra el dólar en las primeras operaciones del lunes, en una sesión con poco movimiento. En las primeras horas, el rublo perdía un 3 pct contra el billete verde. En general, la debilidad del rublo va a llevar, inevitablemente, a una inflación más alta el año próximo, elevando los costos de las importaciones y amenazando la popularidad del presidente Vladimir Putin.

Moscú proyecta que en 2015 la economía tendrá una contracción de un 4 por ciento, con una inflación que podría superar el 10 por ciento. El rublo llegó a perder más de la mitad de su valor en diciembre. Desde entonces se ha recuperado luego de que el gobierno aplicó controles de capitales informales y elevó considerablemente las tasas de interés.

Para apoyar al rublo, Moscú ordenó a las estatales Gazprom y Rosneft que vendan parte de sus ingresos en dólares. Desde el colapso de la Unión Soviética, los rusos se han mantenido muy atentos al tipo de cambio. La hiperinflación arrasó con los ahorros de las personas a comienzos de la década de 1990 y el rublo volvió a colapsar en 1998.

REUTERS