Ecuador y Unión Europea llegan a un acuerdo comercial

El acuerdo de libre comercio permitirá a la nación andina el ingreso de casi la totalidad de sus productos sin aranceles a un mercado de unos 500 millones de consumidores. Mientras que para la UE el pacto abre camino para sus autos, whisky y bienes de lujo.

Ecuador se una a Perú y Colombia que tienen ya acuerdos comerciales con la UE.

Bloomberg

Ecuador se una a Perú y Colombia que tienen ya acuerdos comerciales con la UE.

Internacional
POR:
julio 17 de 2014 - 08:44 p.m.
2014-07-17

Los términos comerciales negociados entre Ecuador y la Unión Europea (UE) entrarán en vigencia en el segundo semestre del 2016, luego de que el Parlamento Europeo y la Asamblea de Ecuador ratifiquen el contenido del acuerdo.

"Después de casi cuatro años de trabajo, finalmente hemos cerrado un acuerdo equilibrado con la Unión Europea", dijo el Ministro de Comercio Exterior, Francisco Rivadeneira, a periodistas desde Bruselas.

El alto funcionario no detalló de inmediato su contenido, pero aseguró que se incluyeron mecanismos para proteger al sector agrícola ecuatoriano.

Ecuador se suma así a Colombia, Perú, Chile y México dentro del grupo de países de la región que tienen acuerdos con la Unión Europea, el mayor bloque comercial del mundo.

"(Esto) impulsará nuestro comercio bilateral y las inversiones y será un motor importante para el desarrollo en Ecuador", dijo el comisario de Comercio de la UE, Karel de Gucht, después del cierre del acuerdo en Bruselas.

Tras el fracaso de las conversaciones sobre comercio mundial, la Unión Europea está tratando de firmar acuerdos con la mayor parte de los países de América Latina y Asia y con países desarrollados como Japón y Estados Unidos para reactivar su economía después de la crisis de la zona euro.

ACUERDO "CONVENIENTE"

La Unión Europea es el principal destino de las exportaciones no petroleras de Ecuador con un 30 por ciento del total de sus ventas al exterior. Mientras que el país andino es uno de los principales proveedores de la UE con productos como banano, preparaciones y conservas de atún, extractos de café, jugo de frutas tropicales, palmito y rosas.

En el 2013, el comercio bilateral estuvo valorado en 5.000 millones de euros (6.760 millones de dólares) y funcionarios anticiparon un crecimiento este año.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo que su país obtuvo un acuerdo "bastante conveniente", pero reconoció que estaba presionado a negociar para poder mantener las preferencias arancelarias y por las desventajas comerciales ante Colombia y Perú, cuyos acuerdos con la UE están en vigencia.

"No creemos en el libre comercio, es lo más antihistórico que existe (...), pero sí creemos en el comercio para mutuo beneficio. Ecuador no tiene moneda nacional y lo único que le queda es la política comercial", agregó Correa en declaraciones a un medio local en Brasil.

El éxito en las negociaciones con la UE contrasta con las tensas relaciones comerciales que mantiene Quito con Washington y que llevaron al país andino a renunciar a un sistema de preferencias arancelarias.

Dentro del acuerdo, la UE se comprometió en mantener el sistema de preferencias para los productos ecuatorianos que ingresan a su mercado sin pagar aranceles, hasta que entre en vigencia el acuerdo negociado.

Estas preferencias concluyen en diciembre de este año. Para los exportadores europeos, el acuerdo ofrece un mejor acceso a Ecuador en áreas como el sector de automóviles y bebidas alcohólicas. Mientras que los ecuatorianos esperan beneficiarse de las preferencias arancelarias. El acuerdo además de la apertura de mercados, incluye un área de cooperación y diálogo político.
Reuters