EE. UU. saca a 45 empresas cubanas de lista de terrorismo

La eliminación de estas sanciones no implica que se retire a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado, un paso que reclama el Gobierno cubano y que EE.UU. todavía está evaluando.

EE. UU. y Cuba avanzan en su proceso de normalización de relaciones.

Archivo / Portafolio

EE. UU. y Cuba avanzan en su proceso de normalización de relaciones.

Internacional
POR:
marzo 24 de 2015 - 05:45 p.m.
2015-03-24

El Gobierno estadounidense eliminó a 45 compañías, individuos y embarcaciones de Cuba de una lista de sanciones a empresas y personas por su apoyo al terrorismo o al narcotráfico, en un nuevo paso para suavizar las restricciones a la
economía cubana dentro del proceso de acercamiento bilateral.

El Departamento del Tesoro de EE. UU. "eliminó a seis individuos, 28 entidades y 11 embarcaciones" de su lista de sanciones relacionadas con el apoyo al terrorismo y el narcotráfico, dijo a Efe un portavoz de esa agencia federal estadounidense.

La eliminación de estas sanciones no implica que se retire a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado, un paso que reclama el Gobierno cubano y que EE.UU. todavía está evaluando.

Varias de las empresas tienen relación con la industria turística de Cuba, como Caribbean Happy Lines o la agencia de viajes Guama; o con actividades pesqueras o navales, como la Abastecedora Naval y Industrial o Pescados y Mariscos de Panamá.

Más de 30 de los 45 individuos, entidades y barcos retirados de la lista estaban radicados en Panamá pese a proceder de Cuba, mientras que uno, la embarcación Alegría de Pío, está registrado en España, y otro, la empresa Travel Services, Inc., tiene una sede en Estados Unidos, concretamente en Hialeah (Florida).

Las sanciones recién retiradas impedían que individuos o entidades estadounidenses realizaran transacciones financieras con las personas y empresas afectadas, y congelaban cualquier activo que pudieran tener bajo jurisdicción estadounidense.

Su retirada forma parte de "una revisión interna de casos de designación (de individuos y entidades de Cuba para ser sancionados) que está en curso", afirmó a Efe el portavoz del Tesoro, que pidió el anonimato. "Esto está en línea con la política hacia Cuba del presidente (estadounidense, Barack Obama)", aseguró el portavoz.

EFE