EE. UU. sanciona a varios colaboradores de Nicolás Maduro

El presidente Barack Obama endureció este lunes su postura hacia Venezuela al anunciar un paquete de sanciones que incluye remoción de visas y bloqueo económico contra funcionarios y exfuncionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

EE. UU. sanciona a varios colaboradores de Nicolás Maduro

Archivo particular

EE. UU. sanciona a varios colaboradores de Nicolás Maduro

Internacional
POR:
marzo 09 de 2015 - 07:08 p.m.
2015-03-09

El presidente sustentó su decisión a través de una Orden Ejecutiva en la que declara a Venezuela una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos dada la crisis política y de derechos humanos que azota a esta nación suramericana.

“Yo Barack Obama, presidente de EE.UU., encuentro que la situación en Venezuela causada por el gobierno de Venezuela, y que incluye la erosión de los derechos humanos, la persecución política, el control a la libertad de prensa, el uso de violencia para y abusos para responder a las protestas antigubernamentales y los arrestos arbitrarios contra manifestantes, al igual que la creciente corrupción política, constituyen una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EE.UU. y por lo tanto decreto una emergencia nacional para enfrentar esa amenaza”, dice el presidente en su Orden antes de enumerar las sanciones.

En el texto, Obama también le pide al gobierno de Maduro liberar de inmediato "a todos los presos políticos, incluidos docenas de estudiantes y el líder de la oposición, Leopoldo López".

En un comunicado paralelo la Casa Blanca dejó claro que las sanciones no estaban dirigidas contra el pueblo venezolano y aprovechó el momento para resaltar como EE.UU. "ha decidido interactuar con todas las naciones de las Américas (alusión directa al restablecimiento de relaciones con Cuba) mientras Caracas ha optado por ir en la dirección contraria".

La decisión de Obama emana del Acto para la Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil de Venezuela, una ley aprobada aprobada por el Congreso de EE.UU. a finales del año pasado en la que le ordenaban imponer castigos contra el régimen de Maduro.

Las nuevas medidas afectan directamente a 7 individuos a quienes identifican con nombre propio: Gustavo Enrique González López, director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN); Manuel Gregorio Bernal Martínez, ex director de SEBIN; Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, Director de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela; Antonio Jose Benavides Torres, que dirigió las operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de Venezuela durante las protestas de 2014;  Justo José Noguera Pietri, ex comandante general de la GNB y  actualmente presidente de la estatal Corporación Venezolana de Guayana (CVG). Katherine Nayarith Haringhton Padrón -fiscal responsable de la acusación contra el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma-; y el inspector general de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana UFANB) Miguel Alcides Vivas Landino.

A parte de la cancelación de sus visas a EE.UU., las sanciones implican la congelación de cualquier bien que tengan en Estados Unidos y la orden al sistema bancario de EE.UU. para que se abstenga de realizar transacciones económicas con ellos.

En general las sanciones son idénticas a las que prevé la llamada ¨Lista Clnton¨, que usa Washington para castigar a narcotraficantes y terroristas y que es administrada por el Departamento del Tesoro.

En la que va de la administración Obama, esta es la cuarta  vez que se aplican sanciones directas contra funcionarios venezolanos. La primera fue en el 2011 cuando incluyó en la Lista Clinton a tres militares venezolanos por sus nexos con las Farc. Las otras dos fueron el año, -antes de que el Congreso aprobara la nueva ley- y solo incluyó la remoción de visas para algunos funcionarios del gobierno Maduro a los que no identificaron abiertamente.

En esta ocasión, el tono de las sanciones es mucho más severo y, a diferencia de las pasadas, estas vienen con dientes. No solo porque señala al gobierno como la raíz del problema sino por que decreta una especie de ¨muerte financiera¨ para los implicados.

Aunque es poco probable que los sancionados tengan bienes o cuentas bancarias en EE.UU. su efecto es transatlántico pues la orden de Washington castigar a cualquier entidad financiera que negocie con ellos y que a su vez tengan nexos con el sistema financiero de Estados Unidos.

Así mismo, la Orden Ejecutiva de Obama abre la puerta para que se incluyan en la lista a más personas o entidades.

La medida fue aplaudida por varios legisladores republicanos, entre ellos la Representante Eliana Ross-Lehtinen que llevaba varios años abogando por fuertes sanciones contra el régimen de Maduro.

Sergio Gómez Maseri

Corresponsal de EL TIEMPO