Eike Batista, arrepentido de haber abierto el capital | Internacional | Portafolio

Eike Batista, arrepentido de haber abierto el capital

El multimillonario brasileño Eike Batista afirmó en un artículo que está arrepentido de haber abierto el capital de sus empresas en el mercado antes de haberlas consolidado.

El imperio de Eike Batista vale una quinta parte de lo que valía hace apenas un año.

Archivo Portafolio.co

El imperio de Eike Batista vale una quinta parte de lo que valía hace apenas un año.

POR:
julio 19 de 2013 - 04:07 p.m.
2013-07-19

"Si pudiese volver al tiempo, no habría recurrido al mercado de acciones", afirmó Batista, hasta hace un par de años considerado como el séptimo hombre más rico del mundo pero que ahora no figura ni entre las mayores fortunas brasileñas.

Los recursos del empresario vienen esfumándose por la fuerte caída de las acciones de sus empresas en el mercado, provocada por una crisis de credibilidad en torno al conglomerado EBX y por los decepcionantes resultados de la petrolera OGX.

La acelerada venta de los papeles de la OGX también ha afectado la cotización de sus asociadas, como la empresa de logística LLX, la minera MMX y la eléctrica MPX. Batista considera que, en lugar de lanzar acciones de esas empresas en el mercado, debería haber creado un fondo privado de participaciones que le permitiese montar desde cero y desarrollar cada compañía por al menos diez años.

 "Y todas permanecerían cerradas hasta que estuviese seguro de que había llegado el momento de abrir el capital", afirmó.

El empresario negó que fuese un aventurero cuando lanzó sus compañías en el mercado o que hubiese ofrecido a los inversionistas empresas con resultados inflados o activos inexistentes.

Aseguró que, cuando sacó sus empresas a bolsa, tenía una trayectoria de 30 años de trabajo con "desafíos superados, éxito y una capacidad comprobada de cumplir compromisos". Batista atribuyó la elevada expectativa que existía en torno a OGX, empresa cuyo capital fue abierto cuando aún no producía petróleo y tan sólo poseía algunas concesiones, a los pronósticos realizados por empresas independientes.

"Yo estaba extasiado con las informaciones que me llegaban (sobre el potencial de las reservas y de producción de la empresa) ¿Acaso las podía esconder?", se pregunta.

"Yo perdí y estoy perdiendo miles de millones dólares con OGX ¿Alguien que desee engañar al prójimo lo hace al costo de tantos miles de millones?", agregó al aclarar que, como accionista controlador, es quien más ha perdido con la caída de la cotización de la empresa.

El empresario aseguró que la devaluación de los papeles de sus otras empresas es incompatible con el potencial de las mismas.

Batista también rechazó las informaciones de algunas importantes publicaciones económicas mundiales que consideran que su imperio llegó al fin y que el empresario tendrá que jubilarse. "Sólo puedo decir que me veo muy lejos de ese Eike jubilado", concluyó.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido