El huracán Harvey sigue golpeando los precios del petróleo

El crudo Brent, de referencia para Colombia, perdió 2,19% en el mercado de Londres hoy.

Petróleo

Archivo Portafolio.co

POR:
Reuters
agosto 30 de 2017 - 03:32 p.m.
2017-08-30

Los precios del petróleo volvieron a caer este miércoles debido a una menor demanda luego de que las inundaciones y daños provocados por la tormenta tropical Harvey obligaron al cierre de casi un cuarto de la capacidad de refinación de Estados Unidos, lo que a su vez llevó los futuros de la gasolina a máximos en dos años.

Lea: (Opep prevé mayor demanda de petróleo el año entrante).

Refinerías con una producción combinada de al menos 4,4 millones de barriles por día -casi un 24 por ciento de la producción local- mantenían paralizada su actividad y el reinicio de operaciones podría tomar una semana o más.

Lea: (Opep tendrá que ampliar recortes de producción para mantener precios altos).

El crudo Brent perdió 1,14 dólares, o un 2,19%, cotizándose a 50,86 dólares por barril, mientras que el petróleo referencial estadounidense (WTI) cayó 48 centavos, o un 1,03%, a 45,96 dólares por barril.

Los futuros de la gasolina en Estados Unidos subieron un 5,4%, a 1,8847 dólares por galón luego de tocar máximos desde julio de 2015 a 1,914 dólares. Los del diésel avanzaron un 0,47% a 1,6738 dólares por galón, tras tocar máximos desde enero a 1,7161 dólares.

"El crudo siempre es más fácil de reemplazar que los productos", dijo Olivier Jakob, analista de Petromatrix. "Si las refinerías permanecen cerradas por más de una semana o 10 días, va a ser muy problemático", agregó.

Harvey tocó tierra el viernes como el huracán más poderoso que ha afectado a Texas en más de 50 años, y provocó la muerte de al menos 17 personas. Además del cierre de refinerías, paralizó la producción de 1,4 millones de barriles diarios de crudo, un 15% del bombeo total, según Goldman Sachs.

El mercado ignoró las cifras de inventarios semanales de petróleo divulgadas por la Administración de Información de Energía (EIA), debido a que reflejaron las existencias previas a la tormenta.

Las existencias de petróleo perdieron 5,4 millones de barriles en la semana que terminó el 25 de agosto, frente a expectativas de analistas de una reducción de 1,9 millones de barriles. La tasa de utilización en refinerías trepó a 96,6 por ciento, el mayor nivel desde 2005, una cifra que caerá bruscamente por la tormenta. 

Siga bajando para encontrar más contenido