Sebastián Piñera es favorito para ser otra vez presidente de Chile

La primera vuelta de las elecciones se adelanta este domingo con ocho candidatos.

Sebastián Piñera

Sebastián Piñera es el gran favorito para las elecciones presidenciales de este año en Chile.

POR:
EFE
noviembre 18 de 2017 - 03:53 p.m.
2017-11-18

Con un padrón electoral de 14,3 millones de votantes que incluye, por primera vez, a unos 40.000 residentes en el extranjero, los chilenos elegirán este domingo un nuevo presidente en un ambiente de tranquilidad y con ocho candidatos que destilan optimismo.

Lea: (La relación Colombia - Chile).

En los comicios, regidos por un nuevo sistema electoral proporcional, que sustituyó al binominal vigente desde la recuperación de la democracia en 1990, se renovarán además 23 escaños del senado, toda la Cámara de Diputados, de 155 bancas y 278 consejeros regionales.

Es la séptima vez desde 1990 que los chilenos eligen presidente y deben hacerlo entre ocho candidatos, entre ellos dos mujeres, que representan todo el arco político, desde la ultraderecha nostálgica de Augusto Pinochet hasta la extrema izquierda marxista leninista admiradora de Stalin y de Kim Jong-un. De derecha a izquierda, el arco va desde José Antonio Kast, un diputado admirador de Pinochet, hasta Eduardo Artés, un profesor jubilado que admite que sus proyectos son tan radicales a la izquierda que no podrían materializarse sin una revolución.

Más al centro están el empresario Sebastián Piñera, el favorito; la democristiana Carolina Goic, que busca un renacer de su partido; el oficialista Alejandro Guillier que promete continuar las reformas de Michelle Bachelet. El populista Marco Enríquez-Ominami; Beatriz Sánchez, que busca consolidar al izquierdista Frente Amplio y el senador Alejandro Navarro, admirador de Hugo Chávez y el proceso bolivariano.

El magnate conservador Sebastián Piñera, desde hace más de un año primero en las encuestas, es el favorito para volver a La Moneda, tras haber presidido Chile entre 2010 y 2014.

La única incógnita en torno a su candidatura es si podrá ganar este mismo domingo, en la primera vuelta, aunque se ve improbable que alcance la mitad más uno de los votos, que no serán tantos como apunta el padrón.

El ministro Secretario General de la Presidencia, Gabriel de la Fuente, admitió que el Gobierno espera la concurrencia de unos 6,5 millones de votantes. Los analistas coinciden en que a más abstención, mejores son las opciones de Piñera, que cuenta con la fidelidad de un núcleo "duro" de votantes más voluminoso que sus rivales.

Los otros siete candidatos aseguran que pasarán a la segunda vuelta, con una seguridad tal que evitan adelantar algún eventual apoyo a otro postulante. El más exhuberante de los ocho, Marco Enríquez-Ominami, que compite por tercera vez en una presidencial, exhortó a los otros candidatos de centroizquierda, el oficialista Alejandro Guillier, la democristiana Carolina Goic, y a Beatriz Sánchez, del Frente Amplio, a que lo apoyen en esa instancia. Guillier será según las encuestas el más probable adversario de Piñera en la segunda vuelta del 17 de diciembre, pero ninguno de ellos tendrá posibilidades de ganar, según los expertos, si no atrae los votos de los demás.

"Llamaré también a todos los líderes. A Ricardo Lagos le digo que no se escape, a Michelle Bachelet, iré personalmente a La Moneda a pedirle a todos que ayuden", sostuvo Enríquez-Ominami, tras reunirse con sindicatos.

Piñera jugó el sábado fútbol con un grupo de conocidos exprofesionales que lo apoyan, ocasión en que sus asesores más próximos desmintieron que ya esté trabajando en la conformación de su gabinete ministerial, como se ha publicado.

En lo formal, más de 23.000 miembros de las Fuerzas Armadas y Carabineros tomaron el control de los 2.156 locales en los que ya están instaladas 42.890 mesas receptoras de votos para esta "fiesta de la democracia", como denominó la jornada electoral el intendente (gobernador) de Santiago, Claudio Orrego.

Además de los ocho candidatos presidenciales, compiten el domingo 132 postulantes al Senado, 960 a la Cámara de Diputados y 1.650 a Consejeros regionales. Este sábado quienes han sido designados vocales, cinco por mesa. Deben acudir a sus locales y elegir un presidente, un secretario y un comisario, aunque lo habitual es que esta parte del proceso se complete el mismo día de las elecciones, cuando las mesas deben funcionar diez horas continuas, entre las 08.00 y las 18.00 hora local (11.00 a 21.00 GMT).

Los escrutinios son públicos, el presidente de mesa debe cantar a viva voz lo que marca cada papeleta y los partidos y candidatos tienen apoderados que pueden objetar votos o defenderse de las objeciones de los otros.

El sistema parece engorroso pero este domingo se entregarán cuatro cómputos oficiales, el primero a las 19.30 hora local (22.30 GMT) o cuando se haya contado el 20 % de las mesas. Se prevé que el cuarto incluya más del 95 % del total. 

Siga bajando para encontrar más contenido