Endurecen controles en los puertos por temor al ébola

Argentina, Brasil y Estados Unidos monitorean los barcos provenientes de África.

Alertan sobre efectos comerciales de la expansión del virus.

Reuters

Alertan sobre efectos comerciales de la expansión del virus.

Internacional
POR:
octubre 09 de 2014 - 01:45 a.m.
2014-10-09

Estados Unidos alertó de “una crisis mundial urgente” por el ébola luego de la muerte de un paciente en Texas ayer, cuando la cifra de fallecidos rondó los 3.900. Mientras, Brasil, Argentina y el mismo Estados Unidos endurecieron los procedimientos de ingreso para los barcos provenientes de África Occidental, en un intento por controlar la potencial expansión del virus letal del ébola.

El virus ha estado concentrado en Guinea, Sierra Leona y Liberia, y su expansión se ha convertido en una preocupación mundial, lo que ha despertado intranquilidad respecto a su impacto en el comercio, la industria turística y de las aerolíneas y la actividad en el transporte marítimo.

El enfermedad ya está amenazando con destruir la actividad logística en África Occidental y ha afectado la producción de materias primas y los mercados mineros, puesto que la región es una importante proveedora de mineral de hierro, bauxita y cacao, entre otros.

La agencia de vigilancia de la salud brasileña Anvisa dijo esta semana que los barcos que atracaron en países afectados por el ébola en los últimos 21 días recibirían autorización para entrar en Brasil sólo después de un análisis médico. Los países de origen incluyen a Guinea, Sierra Leona, Nigeria y Senegal, añadió.

“Los barcos que lleguen de las zonas afectadas sin ningún caso sospechoso son autorizados por radio (...) Si es necesario, podrían subir inspectores a bordo para comprobar detalladamente las condiciones sanitarias”, dijo Anvisa. El organismo brasileño añadió que en caso de tener un posible afectado de ébola, el barco sería apartado a una dársena especial y los tripulantes enfermos serían trasladados al hospital.

Las agencias de seguros de estos barcos están especialmente preocupadas por la posible presencia de polizones que suben a las embarcaciones en África Occidental. “Los retrasos a los barcos que hayan pasado previamente por puertos de África Occidental seguramente van a incrementarse.

Si un barco tiene un polizón a bordo, la situación será peor y las autoridades tendrán que determinar su identidad y sus posibles problemas de salud”, dijo la aseguradora Steamship Mutual.

La extensión del virus llega en un momento crucial para la temporada de exportaciones de Suramérica, que incluyen materias primas clave como granos y azúcar, cuando la actividad portuaria tradicionalmente cobra ritmo. Argentina tiene procedimientos similares vigentes, dijeron funcionarios.

La Guardia Costera de Estados Unidos anunció el martes que monitorizarían a los pasajeros de los barcos que lleguen al país procedentes de las zonas más castigadas por el ébola. “La administración continúa tomando pasos meditados y directos para proteger a los estadounidenses del ébola, a través de mayores chequeos en nuestros puertos de entrada”, dijo el legislador Charles Schumer.

Algunos países han impuesto medidas preventivas en sus aeropuertos y los puertos están tomando medidas similares.

Agencias