EPM desmiente versión de Evo Morales
sobre uso de aguas del río Silala

El presidente boliviano aseguró que en Chile las aguas del Silala “están privatizadas, en manos de los colombianos". 

Evo Morales

El presidente de Bolivia, Evo Morales, en un acto celebrado con indígenas del Potosí.

Archivo particular

Internacional
POR:
efe
abril 04 de 2016 - 12:08 p.m.
2016-04-04

Empresas Públicas de Medellín (EPM) aclaró este lunes que su filial en Chile, Aguas de Antofagasta (Adasa), no utiliza aguas del Silala, como lo denunció el presidente de Bolivia, Evo Morales, que reclama a Santiago el uso de esa corriente.

“Aguas Antofagasta no utiliza aguas del río Silala (en Chile, del río Siloli), ni tiene derechos de aprovechamiento de aguas sobre el mismo”, reza un comunicado difundido en Medellín por EPM, que en junio del año pasado completó la compra de Adasa por 965 millones de dólares.

El comunicado no aludió directamente al gobernante boliviano y se dio a conocer “a propósito de las informaciones publicadas este fin de semana sobre Aguas Antofagasta (Adasa), filial del Grupo EPM en Chile”.

En un acto celebrado este domingo con indígenas en la región andina de Potosí, Morales aseguró que en Chile las aguas del Silala “están privatizadas, en manos de los
colombianos y los colombianos están vendiendo a las empresas mineras”.

“No es posible que una empresa colombiana (esté) vendiendo las aguas del Silala a unas diez empresas mineras”, señaló el jefe de Estado, que anunció recientemente una nueva demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por lo que considera un uso “abusivo” de ese afluente.

Bolivia y Chile están enfrentados además en la CIJ por la reclamación boliviana de la restitución de su acceso soberano al mar, perdido en una guerra de fines del siglo XIX.
Según EPM, “el agua potable que ofrece Aguas Antofagasta proviene en su totalidad” de su planta desalinizadora “y de otros afluentes cordilleranos que no consideran el río Silala”.

“En su calidad de operador de la concesión, Aguas Antofagasta gestiona la concesión del recurso, que a su vez es controlada y fiscalizada por las autoridades correspondientes”, añadió el comunicado.

Bolivia sostiene que el Silala está formado por vertientes cuyas aguas fluyen a Chile por canales artificiales construidos en 1908, por lo que varias veces ha exigido una compensación económica al Gobierno chileno y a empresarios del norte de esa nación. Chile, por su parte, asegura que se trata de un río internacional.