Escasez de dólares derrumba la moneda en Venezuela

En el mercado negro del vecino país la divisa se cotizó a 402 bolívares, cifra récord en la historia reciente.

Escasez de dólares derrumba la moneda en Venezuela

Reuters

Escasez de dólares derrumba la moneda en Venezuela

Internacional
POR:
mayo 27 de 2015 - 12:46 a.m.
2015-05-27

La escasez de dólares provocó que la moneda local se derrumbara en el llamado mercado negro de divisas en Venezuela, prendiendo las alarmas en el gobierno del presidente Nicolás Maduro, que estudia la posibilidad de una unificación cambiaria de su signo monetario, el bolívar.

El dólar se cotizó en el llamado mercado negro a 402 bolívares por unidad, récord desde que el país vecino implementó el control cambiario en el 2003, en la administración del fallecido mandatario Hugo Chávez Frías.

Analistas del Bank of America alertaron acerca de que la divisa estadounidense podría llegar a los 600 bolívares por unidad al cierre del 2015, según AFP.

Entre el lunes 15 de mayo –cuando el precio estuvo en 310 bolívares– y el viernes 22 de mayo, la cotización subió 35,9 % y cerró en 421,45 bolívares por dólar. Si se calcula la brecha entre el tipo de cambio oficial, fijado por el Centro de Comercio Exterior en 6,30 bolívares por dólar, el diferencial es de 6.589,6 %, lo que representa la diferencia más grande en la historia económica contemporánea de Venezuela.

Según el economista del Bank of America Merrill Lynch Francisco Rodríguez, “si no hay ajuste cambiario y se mantienen el tipo de cambio de 6,30 bolívares por dólar y el de 12 bolívares, podríamos ver el paralelo cerca de 600 bolívares por dólar a finales de año”. A su juicio, el alza inusual de la divisa paralela tiene que ver con la falta de oferta de dólares en el mercado. “El Gobierno está recibiendo 40 dólares por barril de crudo vendido, lo que ha secado la oferta de dólares y ha ocasionado la depreciación reciente”.

La entrega de divisas del Cencoex para las importaciones ha caído casi 14,6% entre abril del 2014 y abril de 2015, según Ecoanalítica.

Caracas