¿Qué esperar de la Cumbre de Las Américas?

Gracias a la presencia de Cuba, por primera vez se reunirán los 35 mandantarios del continente. Las diferencias entre Estados Unidos y Venezuela le quitarán protagonismo a la agenda. Juan Manuel Santos buscará respaldo al proceso de paz.

Cumbre de las Américas

Archivo particular

Cumbre de las Américas

Internacional
POR:
abril 08 de 2015 - 10:30 p.m.
2015-04-08

Llega la hora cero para que los gobernantes del continente americano se sienten a la mesa para discutir, durante dos días, temas que promuevan avances en equidad, disminución de pobreza y cooperación entre todas las naciones del continente. Esta será la octava edición de este encuentro regional, caracterizado por ofrecer mucho y concretar poco.

Ciudad de Panamá será sede de este histórico encuentro, debido a la presencia del Gobierno cubano. El lema de la Cumbre es 'Prosperidad con Equidad: El Desafío de la Cooperación en las Américas'.

El restablecimiento de la relaciones políticas a finales de 2014 entre Estados Unidos y Cuba, ha generado la mayor  expectativa por el esperado ‘cara a cara’ entre sus mandatarios. Los flashes de cientos de reporteros gráficos estarán listos para este momento.

La agenda oficial no incluye ningún encuentro en este sentido. La única vez que estos dos mandatarios estrecharon sus manos fue en 2013, en el funeral de Nelson Mandela. De otro lado, el más reciente encuentro entre presidentes de Cuba y EE. UU. data de 1958, cuando Dwight Eisenhower y Fulgencio Batista dialogaron formalmente -curiosamente- en Panamá.

Como dato curioso, en la primera Cumbre de Las Américas, celebrada en Miami en 1994, Estados Unidos le declaró su enemistad a Cuba y buscó solidaridad en el resto del continente americano. Ahora la reunión plantea todo lo contrario.

NICOLÁS MADURO QUIERE EL SHOW CENTRAL

El Gobierno de Venezuela aparece en el radar y amenaza con robarse todas las miradas. Paradójicamente, fue Estados Unidos el que ha propiciado el clima ideal para que Nicolás Maduro arme un libreto que todos esperan sea histriónico.

El pasado 9 de marzo, Barack Obama declaró a Venezuela una “amenaza” e impuso fuertes sanciones a siete funcionarios del gobierno de Maduro por violar derechos humanos. Las reacciones no se hicieron esperar. Cuba, en cabeza de los países del Alba, fue una de los primeras en “rechazar toda tentativa de aislar y amenazar a Venezuela”.

Bolivia fue aun más lejos y le exigió a Estados Unidos “pedir perdón” por sus pronunciamientos si no quería enfrentarse a las naciones “antiimperalistas” de Latinoamérica en Panamá.

Otros países, como es el caso de Brasil, se han limitado a sentar posición mediante organismos regionales, como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que calificó la postura de Estados Unidos como una "amenaza injerencista a la soberanía y al principio de no intervención" en los asuntos de otros Estados.

Nicolás Maduro no se quedó atrás. Aprovecha este ‘cuarto de hora’ y no solo ha emitido fuertes pronunciamientos en contra de la medida, también decretó “Día del antiimperialismo bolivariano” el 9 de marzo, cuando se conocieron las medidas del país estadounidense contra Venezuela. No contento con ello, se dispuso a reunir firmas para obligar la derogación de la decisión estadounidense. “Me informaron que ayer sábado (el pasado 5 de abril) superamos las 8 millones de firmas”, anunció recientemente el mandatario a través de su cuenta de Twitter.

La Casa Blanca, por su parte, niega que esté involucrada o interesada en tramas golpistas contra Venezuela, y ese Gobierno sostiene que un diálogo con el Gobierno de Maduro, como propuso la OEA, "no resolverá los problemas" del país y confirmó que el presidente Obama se propone tratar el asunto con todos los líderes latinoamericanos en Panamá.

No será el único. Una comisión de 21 expresidentes regionales, entre los que se destacan los colombianos Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, denunciará en el marco de la Cumbre “la alteración democrática” que, advierten, se sufre en el vecino país.

Algún acuerdo, acercamiento o profundización de las diferencias entre Venezuela y Estados Unidos puede ser el dato más relevante al finalizar la Cumbre.

EDUCACIÓN, LUCHA ANTIDROGA Y PAZ, LA PROPUESTA DE COLOMBIA EN LA CUMBRE

El presidente Santos lleva en la carpeta tres propuestas claves a exponer en Panamá:

1.    Un sistema educativo interamericano del cual se puedan beneficiar alrededor de 106 millones de jóvenes y que busca el apoyo del BID, la OEA, el Banco Mundial y la CAF.

2.    Una red de prevención del delito y un observatorio de violencia con los cuales se luche contra la ilegalidad. También busca que su propuesta – planteada en Cartagena, en la Cumbre pasada – sobre penas alternativas para consumidores y pequeños distribuidores de drogas se siga discutiendo.

3.    Que América reafirme su apoyo a los diálogos con las Farc que se están llevando a cabo en La Habana.

ESCÁNDALOS

Una fiesta privada de agentes de la DEA con prostitutas durante la pasada Cumbre, en Cartagena, dio de qué hablar y le robó en gran parte la atención de los medios al cónclave presidencial. Tanto así que sobre este incidente la opinión pública estuvo discutiendo hasta hace unos meses.

La última no fue la única cita que se ‘aguó’ por ‘accidentes’ ajenos a las intenciones de la Cumbre. Protestas, ‘coqueteos políticos’ y anticumbres han nublado versiones anteriores.

¿Con qué sorprenderá al mundo la VII Cumbre de las Américas? Ojalá que con buenas noticias para la región.

Con información de EL TIEMPO