Esta semana inicia revisión del TLCAN

Los tres países tendrán a su cargo la compleja tarea de mejorar un acuerdo que Trump considera responsable de la pérdida de miles de empleos.

Comercio exterior

El próximo miércoles las negociaciones arrancarán en Washington con una rueda de prensa en el Hotel Marriott Wardman.

Archivo Portafolio

Internacional
POR:
efe
agosto 13 de 2017 - 09:49 a.m.
2017-08-13

Tras meses de amenazas y declaraciones cruzadas, Estados Unidos, México y Canadá inician esta semana las conversaciones para renegociar el polémico Tratado Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), al que el presidente estadounidense, Donald Trump, se ha referido repetidamente como un desastre.

Para marcar la importancia del evento, el próximo miércoles las negociaciones arrancarán en Washington con una rueda de prensa en el Hotel Marriott Wardman encabezada por el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer; la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, y el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo.

Así se dará comienzo a la primera de las conversaciones que irá hasta el domingo 20 de agosto.

Durante la reunión se tratarán de alcanzar un acuerdo sobre la modernización y actualización del pacto comercial negociado por la parte estadounidense durante la administración de George Bush (padre) y firmado en 1994 durante la de Bill Clinton.

Los ministros dejarán, posteriormente, a sus jefes negociadores a cargo de la redacción final del texto, todos ellos veteranos expertos en materia comercial.

Por México, será Kenneth Smith, encargado de comercio de la embajada mexicana en Washington y que ya participó en la negociación del acuerdo inicial; por EEUU, John Melle, actual asistente de Comercio Exterior para el Hemisferio Occidental, y Steve Verheul por Canadá, quien ya estuvo al frente del reciente pacto del país con la Unión Europea.

LAS PRIORIDADES DE TRUMP

Los tres tendrán a su cargo la compleja tarea de mejorar un acuerdo que Trump considera responsable de la pérdida de miles de empleos en Estados Unidos y de la deslocalización de empresas.

El mandatario, que atacó duramente el TLCAN durante la campaña electoral y cuya renegociación situó como una de sus prioridades, ha insistido en su agenda de nacionalismo económico y en que prefiere romper el pacto a mantener un mal acuerdo.

"Desde que el TLCAN entró en vigor en 1994, la balanza comercial bilateral de bienes de Estados Unidos con respecto a México ha pasado de un superávit de 1.300 millones de dólares a un déficit de 64.000 millones en 2016", indicó la USTR.

Otra prioridad del Gobierno de Trump es eliminar un mecanismo de solución de disputas comerciales conocido como "Capítulo 19", que permite a las compañías apelar decisiones judiciales sobre casos de competencia desleal y similares en una comisión alternativa, algo que ha criticado la industria de la madera estadounidense.

Washington también quiere añadir al TLCAN un capítulo sobre economía digital con el fin de adecuarlo al siglo XXI, que a su juicio debería incluir compromisos de no imponer tasas de aduana a productos como el software o la transmisión por Internet de música, vídeos o libros electrónicos.