EE. UU. prohíbe tabletas y computadoras en vuelos desde ocho países musulmanes

La medida afecta a itinerarios directos desde Jordania, Kuwait, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Marruecos, Catar y Emiratos Árabes Unidos.

Veto a tabletas y portátiles

Nuevo veto de Estados Unidos a países musulmanes.

Nuevo veto de Estados Unidos a países musulmanes

POR:
EFE
marzo 21 de 2017 - 01:17 p.m.
2017-03-21

Estados Unidos obligará desde hoy a facturar aparatos electrónicos de mayor tamaño que un teléfono móvil a los pasajeros de vuelos sin escalas procedentes de ocho países de mayoría musulmana de Oriente Medio y África, una medida que no responde a ninguna amenaza o riesgo inminente de ataque terrorista.

El Gobierno del presidente Donald Trump comenzó a notificar en la madrugada de hoy a las nueve aerolíneas afectadas por esta nueva directriz de seguridad, todas ellas extranjeras.

Lea: (En dos semanas de la era Trump, Estados Unidos ha revocado más de 100.000 visas).

Así, los pasajeros de vuelos sin escalas hacia Estados Unidos procedentes de ocho países de mayoría musulmana no podrán llevar en el equipaje de mano aparatos electrónicos como ordenadores portátiles, tabletas, reproductores de DVD, cámaras y consolas de videojuegos. Ese tipo de aparatos estarán prohibidos en la cabina de pasajeros y tendrán que ser facturados con el resto del equipaje.

La prohibición afectará a unos 50 vuelos diarios hacia Estados Unidos procedentes de 10 aeropuertos internacionales en ocho países: Jordania, Kuwait, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Marruecos, Catar y Emiratos Árabes Unidos.

Lea: ¿Puede crecer la economía de Estados Unidos sin los inmigrantes?

Las nueve aerolíneas afectadas, todas ellas extranjeras puesto que ninguna estadounidense tiene vuelos directos desde los aeropuertos incluidos en la medida, son Royal Jordanian, EgyptAir, Turkish Airlines, Saudi Arabian Airlines, Kuwait Airways, Royal Air Moroc, Qatar Airways, Emirates y Etihad Airways.

El Gobierno estadounidense ha dado a todas ellas un plazo de 96 horas para que notifiquen a sus pasajeros. Aerolíneas de Jordania, Egipto, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos anunciaron hoy mismo que aplicarán a sus pasajeros la nueva
prohibición.

Los vuelos desde Ammán, la capital jornada, ya han comenzado a aplicar la medida, mientras que Arabia Saudí la pondrá en práctica este miércoles, Egipto el viernes y Emiratos Árabes Unidos el sábado.

Lea: (Trump y su oficina contra los inmigrantes).

Por su parte, el Gobierno de Turquía, a través de su ministro de Comunicaciones, Ahmet Arslan, pidió hoy "retirar o atenuar" la nueva medida de seguridad impuesta por Estados Unidos, de la que dijo que "no es correcta".

De acuerdo con funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos que ofrecieron detalles de la nueva orden bajo anonimato, la prohibición no se basa en ninguna amenaza concreta ni riesgo de un ataque terrorista inminente contra el país.

Las autoridades estadounidenses evaluaron información de inteligencia que indica que los terroristas siguen apuntando a la aviación comercial y están buscando "métodos innovadores" para cometer ataques, incluyendo instalar dispositivos explosivos en artículos y productos de uso común.

Por ello, según esos funcionarios, el Gobierno de Trump determinó que es necesario mejorar los procedimientos de seguridad para los pasajeros de ciertos vuelos sin escalas hacia Estados Unidos.

El legislador demócrata de mayor rango del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, expresó hoy su apoyo a las nuevas precauciones de seguridad tras haber sido informado de los detalles y las calificó de "necesarias y proporcionales a la amenaza" terrorista.

Hasta el momento Estados Unidos únicamente había adoptado la medida de obligar a encender los aparatos electrónicos antes de embarcar a un avión por temor a un posible atentado, pero nunca se había prohibido la entrada a una aeronave con tabletas, videojuegos o computadoras.

Esta nueva medida de seguridad llega después de dos órdenes ejecutivas de Trump para vetar la entrada a Estados Unidos durante 90 días de viajeros de varios países musulmanes y suspender durante 120 días el programa de acogida de refugiados.

Tanto la primera como la segunda orden, que fue revisada desde la prohibición original para evitar problemas con la Justicia, fueron suspendidas temporalmente por tribunales federales y no han podido entrar en vigor. 

Siga bajando para encontrar más contenido