Estados Unidos sancionaría a Diosdado Cabello y a Vladimir Padrino

La administración de Donald Trump estudia castigo también al sector petrolero venezolano.

Diosdado Cabello

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), sería uno de los sancionados.

archivo portafolio.co

Internacional
POR:
bloomberg
julio 18 de 2017 - 04:34 p.m.
2017-07-18

Estados Unidos está a punto de imponer sanciones al ministro de Defensa de Venezuela y a varios otros altos funcionarios por violaciones de derechos humanos, según personas con conocimiento del plan, quienes añadieron que la medida era una de varias que están siendo consideradas por la administración Trump contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Lea: (Maduro desafía a Trump y dice que hará Constituyente).

El Tesoro de Estados Unidos podría anunciar las sanciones en los próximos días, dijeron las fuentes.

Entre los nombres, estarían el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, de 54 años, y Diosdado Cabello, de 54 años, un antiguo aliado del ex presidente Hugo Chávez y vicepresidente del gobernante Partido Socialista, dijeron las personas. Los funcionarios no pudieron ser contactados inmediatamente para obtener comentarios.

Lea: (Trump amenaza con sanciones económicas a Venezuela por Constituyente).

La medida contra funcionarios de alto rango -que podría ser la tercera ronda de sanciones contra los venezolanos bajo el gobierno de Trump- es una ramificación de una investigación estadounidense más amplia sobre las denuncias de corrupción en Venezuela que comenzó hace varios años y ha derivado en algunas acusaciones criminales.

Lea: ('Muy poco ha cambiado para que Maduro se siente a negociar').

Otras medidas relacionadas con Venezuela también están en proceso, dijeron las personas, y agregaron que funcionarios estadounidenses han entregado información sobre las posibles acciones en las últimas semanas a los legisladores, incluyendo al senador Marco Rubio, de Florida. La administración sentó las bases esta semana para nuevas sanciones al gobierno venezolano.

El domingo, millones de venezolanos, que luchan con un colapso económico que muchos atribuyen a años de corrupción oficial, protestaron contra el plan del gobierno de Maduro de reescribir la constitución del país para mantenerse en el poder.

El lunes por la noche, la Casa Blanca, pese a haber sufrido un golpe a su plan de reformar el sistema de atención de salud estadounidense, dijo que aplicaría "acciones económicas fuertes y rápidas" si el gobierno de Maduro continuaba con su plan de reescribir la constitución.

Sin embargo, al interior de la Casa Blanca hay tensión sobre qué medidas adoptar y si esperar a ver cómo se desarrolla el tema de la constitución de Venezuela, dijeron algunas de las personas.

Entre las medidas que crean divisiones figura la imposición de algún tipo de prohibición a las importaciones de crudo de Venezuela, el tercer mayor proveedor de crudo estadounidense, según personas familiarizadas con las discusiones.

Miembros del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos consideran que los límites a las importaciones de crudo venezolano son un arma potente, dijo Joe McMonigle, analista de política energética de HedgeEye Research y ex jefe de gabinete del Departamento de Energía.

Una persona familiarizada con la administración confirmo la versión, y dijo que otros en la administración han argumentado que cortar una importante fuente de comercio exterior dañaría más a los venezolanos, al mismo tiempo que podría elevar los precios de la gasolina en Estados Unidos.

La portavoz de la Casa Blanca Natalie Strom declinó formular comentarios. Los portavoces del Tesoro estadounidense no respondieron a las solicitudes de comentarios.

DENUNCIAS DE SOBORNO

Trump llegó a la Casa Blanca cuando el gobierno ya se encontraba realizando una investigación por supuesta corrupción en Venezuela. En el centro de la amplia investigación, realizada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Servicio de Inmigración y Aduanas, el Departamento de Seguridad Interior y otras agencias, figuran acusaciones de soborno y lavado de dinero relacionadas con la petrolera estatal Petróleos de Venezuela SA, o PDVSA.

El año pasado, Roberto Rincon-Fernandez, un ciudadano venezolano que vivía en Houston, se declaró culpable en un tribunal de Houston por participar en un programa de soborno de 1.000 millones de dólares para obtener contratos con PDVSA para compañías afiliadas a él.

Los senadores que fueron informados en las últimas semanas sobre las medidas relacionadas con Venezuela incluyen a Rubio, así como Bob Corker de Tennessee, según dos personas familiarizadas con las discusiones.

Los funcionarios presentaron un expediente, de más de 200 páginas, que incluía denuncias de delitos de cuello blanco relacionados con PDVSA, dijeron tres de las personas. Los portavoces de Rubio y Corker no respondieron a las solicitudes de comentarios. Rubio, en comentarios emitidos en Twitter el 14 de julio, dijo que Cabello se sentía "nervioso" en reacción al hecho de que "la evidencia de sus delitos está creciendo con los días", mientras "los muros se están cerrando".