Estancadas negociaciones por Canal de Panamá

La empresa Impregilo, que forma parte del consorcio pidió un pago adicional de 1.000 millones de dólares.

Las obras se paralizarían a partir del próximo 20 de enero si no se llega a un acuerdo.

Archivo Portafolio.co

Las obras se paralizarían a partir del próximo 20 de enero si no se llega a un acuerdo.

POR:
enero 09 de 2014 - 03:13 a.m.
2014-01-09

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) rechazó ayer una propuesta de la constructora italiana Salini Impregilo, que reclama 1.000 millones de dólares para continuar con las obras de ampliación de la vía interoceánica, y aseguró que tiene listo un plan alternativo.

Jorge Quijano, jefe de la ACP, dijo que si no se llega a un acuerdo con el consorcio constructor, que integra Salini Impregilo para finalizar los trabajos, podría ser contratada otra empresa para que los termine.

El presidente ejecutivo de la constructora italiana, Pietro Salini, informó más temprano que había presentado dos propuestas para zanjar el pleito por costos adicionales de 1.600 millones de dólares en la ampliación del Canal de Panamá y así poder completar las obras en el 2015.

En un comunicado, el ejecutivo detalló que la primera opción incluiría un pago de 1.000 millones de dólares adicionales para completar las obras.

La segunda opción contempla nueva financiación por parte de la ACP por 500 millones de dólares como adelanto.

La firma italiana forma parte del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), liderado por la constructora española Sacyr , que amenazó la semana pasada con paralizar las obras en el marco del proyecto para ensanchar y hacer más profundo el centenario canal y cuyo costo original total fue estimado en unos 5.250 millones de dólares.

Quijano expresó que el plan de la firma italiana de que la ACP ponga 1.000 millones de dólares es “imposible”.

Poco antes, Quijano había dicho que no podía aceptar la propuesta de la constructora porque eso estaba fuera del marco contractual.

Observadores dijeron que la propuesta de Salini podría mostrar que la firma busca liderar el consorcio, en el que estarían surgiendo desacuerdos entre los miembros sobre cómo alcanzar una solución a la disputa.

PANAMÁ/REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido