Etihad entra en Alitalia para impulsar su reestructuración

La emiratí asumirá el 49 por ciento de las participaciones de la italiana y la capitalizará.

James Hogan, CEO de Etihad Airways durante el anuncio.

Bloomberg

James Hogan, CEO de Etihad Airways durante el anuncio.

Internacional
POR:
agosto 10 de 2014 - 09:40 p.m.
2014-08-10

Tras más de ocho meses de negociaciones, las compañías aéreas Alitalia y Etihad Airways firmaron el acuerdo para la entrada de la emiratí en el capital de la italiana, de la que asumirá el 49 % de las participaciones con el fin de reestructurarla y salvarla de la quiebra.

La firma se produjo entre el consejero delegado de Alitalia, Gabriele del Torchio, y el de Etihad Airways, James Hogan, después de que la asamblea de la italiana aprobara un aumento de capital de 300 millones de euros. Una inyección de capital protagonizada por la estatal Poste Italiane (Correos), que aportó 75 millones de euros, y que ya es la segunda en menos de un año, puesto que el pasado 20 de diciembre los accionistas de la compañía tricolor llevaron a cabo otra de 300 millones.

Así, de la inversión total prevista de 1.758 millones de euros, la emiratí se ha comprometido a invertir en la italiana 560 millones al adquirir el 49% de las participaciones y otros 600 millones en futuras inversiones.

No obstante, la firma no cierra de manera definitiva esta operación de compra, que no será perfeccionada hasta el próximo otoño, una vez haya recibido el beneplácito de las autoridades competentes de la Unión Europea.

Con este acuerdo, Etihad pretende hacer rentable y devolver al plano positivo a una compañía, Alitalia, que no registra beneficios desde hace doce años, que pierde alrededor de 700.000 euros al día y que ha rozado la quiebra en diversas ocasiones por su perenne situación deficitaria.

Para ello, pese a que la aerolínea emiratí rehusó hablar de “recetas simples”, la nueva accionista mayoritaria tratará de dotar de “mayor atractivo” a la italiana. “Queremos una empresa más atractiva, más ‘sexy’, con los mejores servicios posibles. En los próximos meses no se producirá una revolución propiamente dicha sino una evolución”, dijo Hogan.

Para ello, Etihad maneja un plan trienal que contempla la inauguración de siete nuevas rutas intercontinentales que hará, según las estimaciones difundidas por la prensa, que en 2018 el nuevo coloso del aire alcance la cuota de 23 millones de pasajeros. Además, según estas previsiones, secundadas por el Ministerio de Infraestructuras y Transportes de Italia, Alitalia volverá a registrar beneficios en 2017.

Para que esto suceda, Hogan auguró “medidas difíciles” en los próximos tiempos dado que en la actualidad, según refirió, “Alitalia no funciona bien”. “En la fase de transición se tomarán elecciones difíciles (...) No queremos eliminar lo que (Alitalia) tenía, sino estabilizar la empresa. Los sindicatos han firmado los acuerdos para relanzar la marca. Alitalia será diferente en el futuro”, dijo.

Y es que durante las negociaciones Etihad ha exigido una reducción de personal dentro de Alitalia cifrada en 2.171 despidos, además de una solución para la enorme deuda que arrastra con sus bancos acreedores. Del total de despidos, la mayoría del servicio de tierra, algunos empleados serán recolocados en el perímetro empresarial de ambas compañías mientras que otros serán prejubilados, hasta dejar el número de despidos definitivos en la cifra aproximada de 900.

EFE