‘El euro y el dólar van rumbo a la paridad’

La moneda europea cayó por debajo de 1,08 dólares el viernes, la baja más fuerte en 11 años.

‘El euro y el dólar van rumbo a la paridad’

Archivo Portafolio

‘El euro y el dólar van rumbo a la paridad’

Internacional
POR:
marzo 08 de 2015 - 11:39 p.m.
2015-03-08

La campaña de Mario Draghi para introducir al Banco Central Europeo en una nueva era de la política monetaria comunitaria está impulsando que el euro se debilite hasta su paridad con el dólar.

La moneda compartida por 19 países cayó por debajo de US$ 1,0860 dólares el viernes pasado, el menor nivel bajo en más de 11 años.

La baja de la moneda europea se dio un día después de que el presidente del BCE reveló detalles sobre las compras de deuda soberana, pensadas para frenar la amenaza de la deflación y restablecer el crecimiento económico.

Las opciones demuestran que los inversores están volviéndose más bajistas en el euro.

Royal Bank of Scotland Group Plc dijo el jueves que posiblemente el euro caerá hasta la paridad, después de que Draghi calificó el programa de compra de bonos como “el último conjunto de medidas” del BCE. Esto podría transformar la moneda más débil en el principal instrumento de estímulo cuando los gobiernos de la eurozona implementen medidas de austeridad y reformas económicas.

“No tenemos crédito bancario, no tenemos inversión corporativa e inversión pública –estamos confiando en que el tipo de cambio haga el trabajo”, dio el jueves, en Bloomberg Radio, Alberto Gallo, responsable de investigación crediticia europea macro en Royal Bank of Scotland, con sede en Londres.

“Hay indudablemente presión para que el euro baje aún más hacia la paridad en el próximo mes”.

La estimación media de 93 pronósticos en una encuesta de Bloomberg apunta a que el euro terminará el año a US$ 1,10. Se ubica por debajo de los US$1,18 proyectados a comienzos del año.

Los bonos públicos de la eurozona se recuperaron y la moneda se desplomó, después de que Draghi dijo que el plan de compra de deuda por 1,1 billones de euros (US$ 1,2 billones) no incluiría títulos con rendimientos por debajo de su tasa de depósito de menos 0,2 por ciento, generando demanda por deuda con vencimiento más prolongado.

La aceleración del estímulo tiene lugar en momentos en que la Reserva Federal se apresta a elevar las tasas prácticamente en cero por primera vez desde la crisis financiera global, incrementando el atractivo de los activos denominados en dólares.

“Decisivamente, el euro/dólar tiene que bajar”, dijo Chris Turner, responsable de estrategia cambiaria en ING Groep NV de Londres. “Y si, como suponemos, las tasas cortas estadounidenses comienzan a subir rápidamente en los próximos meses”, debería alcanzarse la paridad para finales del año, dijo.

La moneda compartida, que cayó durante ocho meses consecutivos, se negoció por última vez por debajo de la par en diciembre de 2002. Tocó un mínimo récord de 82,30 centavos estadounidenses en octubre de 2000.

Las predicciones de una paridad se aceleraron en enero, cuando los funcionarios del BCE comenzaron a debatir si aumentaban el estímulo en la medida que el crecimiento económico se desaceleraba.

IMPULSO A EXPORTACIONES 

Aunque el sur de Europa está experimentando una irregular recuperación económica, las perspectivas para los fabricantes de autos de la región son un poco menos difíciles gracias a la debilidad del euro, el petróleo barato y las reformas laborales.

En la feria de autos de Ginebra, los ejecutivos de la industria han advertido contra el exceso de optimismo por lo que podrían ser inesperados beneficios temporales para Italia, España y Portugal, donde una recesión de seis años llevó las ventas al nivel más bajo en décadas.

Sin embargo, las ventas crecen y algunos confían en que la industria pueda incrementar lentamente la producción, llenar plantas infrautilizadas e incluso mover la producción al sur de Europa desde plantas en otros emplazamientos.

GRECIA PAGA PRIMERA PARTE DEL PRÉSTAMO DEL FMI

Grecia pagó el viernes el primer desembolso de 310 millones de euros de un préstamo del Fondo Monetario Internacional que vence este mes, mientras el país lucha por cubrir sus necesidades de financiamiento en medio de una escasez de recursos. El recientemente electo gobierno del primer ministro Alexis Tsipras debe pagar un total de 1.500 millones de euros al FMI este mes, en un plazo de dos semanas a partir del viernes, contra el contexto de un rápido agotamiento de las arcas públicas. Atenas tiene que pagar en otros tres plazos, el 13, el 16 y el 20 de marzo como parte de los desembolsos debidos al FMI este mes. El gobierno de Tsipras ha dicho que hará los pagos, pero la incertidumbre sobre la posición de la caja de Grecia ha aumentado, pues el país se enfrenta a una aguda caída de la recaudación impositiva, mientras que la asistencia de los prestamistas de la UE y el FMI continúa en suspenso hasta que Atenas complete unas reformas que prometió.

Atenas envió una lista actualizada de reformas el viernes a Bruselas antes de un encuentro de ministros de finanzas de la zona euro previsto para hoy lunes, dijo un funcionario griego.

Bloomberg/Reuters