Eurogrupo no devolverá 1.200 millones de euros a Grecia

Tsipras reclama los recursos utilizados por el anterior gobierno. El Banco Central Europeo ordenó por escrito a los bancos griegos que detengan la compra de deuda emitida por Atenas.

El gobierno de Alexis Tsipras reclamó que el anterior ejecutivo había utilizado 1.200 millones de euros.

Archivo

El gobierno de Alexis Tsipras reclamó que el anterior ejecutivo había utilizado 1.200 millones de euros.

Internacional
POR:
marzo 25 de 2015 - 05:54 p.m.
2015-03-25

El Eurogrupo indicó que no hay “motivo legal” para devolver 1.200 millones de euros al gobierno griego.

El Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) entregó 48.200 millones de euros a Grecia, entre 2012 y 2014, para que recapitalizara sus bancos.

Atenas utilizó 37.300 millones y devolvió 10.900 millones al fondo europeo en febrero de 2015.

Pero ahora el gobierno de Alexis Tsipras reclamó que el anterior ejecutivo había utilizado 1.200 millones de euros del propio Fondo Helénico de Estabilidad Financiera para recapitalizar sus bancos.

Tsipras exige que se le devuelva esa cifra, lo que supondría un alivio para su economía.

Grecia tiene problemas de liquidez y afronta vencimientos por valor de 15.500 millones de euros entre marzo y agosto de 2015.

Según una fuente cercana al Eurogrupo, no se le dio la razón a Atenas porque los textos comunitarios prevén que las obligaciones del FEEF no utilizadas se le devuelvan íntegramente.

El grupo de trabajo europeo cree que la decisión del anterior gobierno griego de utilizar fondos propios no tiene nada que ver con las obligaciones europeas.

BANCO CENTRAL EUROPEO INVITA A LA BANCA GRIEGA A NO COMPRAR DEUDA ESTATAL

El Banco Central Europeo (BCE) ordenó por escrito a los bancos griegos que detengan la compra de deuda emitida por Atenas, ya que esta supone un riesgo para su solidez financiera.

El BCE, encargado desde noviembre de 2014 de la supervisión de los bancos europeos además de su mandato de política monetaria, cree que existe un "riesgo de que el balance de las entidades helenas se desplome por activos de mala calidad".

Por ello, la institución ordenó a los bancos griegos que "no aumenten su riesgo".

Atenas coloca la mayor parte de sus bonos del tesoro, emitidos regularmente, a los bancos griegos, lo que le sirve para reembolsar los precedentes y así mantenerse a flote financieramente, ya que las arcas del Estado están prácticamente vacías.

El problema es que para las agencias de calificación la deuda griega es considerada "basura".

A principios de febrero, el BCE dejó de aceptar deuda soberana griega de parte de los bancos griegos como garantía de sus operaciones semanales de préstamo, importante fuente de financiación para las entidades helenas.

Antes de esa fecha, los bancos griegos se beneficiaban de un régimen de favor permitiéndoles aportar estos títulos como garantía, pero tras la llegada al poder en Grecia del gobierno de Syriza, la institución optó por terminar con dicho régimen.

Los bancos griegos se refinancian en este momento a través del banco central del país con préstamos más costosos.

AFP