Europa no dejará que situación de Grecia se salga de control

Así lo dijo este miércoles el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría.

EFE

Barroso

EFE

POR:
septiembre 14 de 2011 - 06:44 p.m.
2011-09-14

'Yo creo que existe la voluntad política por parte de los líderes europeos de no dejará que la situación se salga de control', afirmó Gurría a los periodistas durante una visita a Portugal. 

El funcionario explicó que si Grecia fuera a caer en una moratoria del pago de deuda, Portugal estaría en 'buena compañía' junto al resto de Europa para evitar el contagio. 

Portugal, que recibió un rescate financiero de la UE y el FMI, está realizando un esfuerzo para diferenciarse de Grecia, donde la crisis de deuda está empeorando, haciendo que los inversionistas teman un incontrolable default. 

'Las interrogantes en torno a Grecia son muy difíciles', estimó Gurría, en referencia a las opciones de política monetaria para Atenas y la zona euro.

Por su parte, Francia y Alemania dijeron que están 'convencidos' de que el futuro de Grecia está en la zona euro, después de que el primer ministro griego, Giorgos Papandreou, manifestara su 'absoluta determinación' con los compromisos adoptados a cambio del rescate financiero de su país, indicó la presidencia francesa.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, hicieron esta declaración tras una conferencia telefónica con el mandatario griego. La cita fue concertada tras varios días en los que los mercados financieros se vieron muy agitados por la posibilidad de una quiebra de Grecia.

"El presidente de la República y la canciller están convencidos de que el futuro de Grecia está en la zona euro", indicaron en un comunicado.

Sarkozy y Merkel reiteraron a Grecia que si no cumple con un estricto programa de ahorro y privatizaciones con el que reducir su déficit y su deuda pública no seguirá recibiendo los fondos de un primer plan de rescate acordado el año pasado por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Ese plan, de un total de 110.000 millones de euros, le evitó a Atenas la quiebra. Según el texto, "el primer ministro griego confirmó la absoluta determinación de su gobierno de tomar todas las medidas necesarias para aplicar el conjunto de las medidas suscritas".

Los dirigentes de la Unión Europea acordaron el 21 de julio un segundo plan de rescate de Grecia, de unos 159.000 millones de euros. Sin embargo, su aplicación depende de la aprobación por parte de los gobiernos y parlamentos de los socios de la Eurozona, integrada por 17 países.

Mientras Grecia espera el desembolso de 8.000 millones de euros, correspondientes al sexto tramo del primer plan de rescate, Sarkozy y Merkel "manifestaron al primer ministro griego la importancia que se le da a la aplicación estricta y efectiva del programa de saneamiento de la economía griega apoyado por los países de la zona euro y el FMI, y que condiciona el desembolso de los tramos futuros del programa".

"La aplicación de los compromisos del programa es indispensable para que la economía griega pueda encontrar un crecimiento sostenible y equilibrado", escribió la presidencia francesa.

Con AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido