Europa se prepara ante una guerra del gas con Rusia

Prohibirían las exportaciones del GNL fuera de territorio europeo y se limitaría su uso industrial con el fin de proteger el consumo de los hogares.

Petróleo, gas natural y carbón rusos se usan políticamente en crisis entre Rusia y Ucrania.

Archivo particular

Petróleo, gas natural y carbón rusos se usan políticamente en crisis entre Rusia y Ucrania.

Internacional
POR:
septiembre 02 de 2014 - 05:23 a.m.
2014-09-02

La Unión Europea podría prohibir las exportaciones de gas y limitar su uso industrial como parte de un plan de emergencia para proteger su suministro a los hogares durante el próximo invierno en caso de que Rusia corte los envíos por la crisis en Ucrania, dijo una fuente a Reuters.

Rusia es el mayor proveedor de petróleo, carbón y gas natural de Europa y sus gasoductos, que corren a través de Ucrania, están siendo usados políticamente -no por primera vez- en medio de un enfrentamiento con Europa por la actividad militar rusa en Ucrania.

El Gobierno ucraniano ha advertido que Rusia planea detener los envíos de gas, a lo que su par ruso respondió que Ucrania podría desviar el combustible destinado a la Unión Europea, que ha amenazado con nuevas sanciones contra Moscú si no retira sus fuerzas de Ucrania.

Mientras que los compradores de petróleo y carbón pueden encontrar nuevos proveedores con relativa rapidez, el sudeste de Europa recibe la mayor parte de su gas de la firma rusa Gazprom, controlada por el Kremlin.

Buques petroleros de Qatar y Argelia llevan gas natural licuado (GNL) a los puertos europeos ubicados en las costas del Atlántico y del Mediterráneo, pero los compradores a menudo revenden esos embarques al extranjero a precios más altos en vez de abastecer su mercado interno.

Una fuente de la Comisión Europea dijo que se estaba considerando prohibir esta práctica de reventa para reforzar las reservas.

“En el corto plazo, estamos muy preocupados por los suministros para el invierno en el sudeste de Europa”, aseguró la fuente, que tiene conocimiento directo de los planes de emergencia de la Comisión. “Nuestra mayor esperanza en caso de un corte es la medida de emergencia 994/2010, que podría evitar que el GNL salga de Europa y limita el uso industrial del gas con el fin de proteger el consumo de los hogares”, dijo. El comisario europeo de Energía, Güenther Oettinger, dijo la semana pasada durante las negociaciones con Ucrania y Rusia que el bloque estaba preparando un "Plan B" para proteger el suministro de gas en el peor de los casos.

ESCALADA DE PRECIOS POR AMENAZA

Los precios del gas han aumentado un 35 por ciento desde julio debido a esta amenaza. Rusia satisface alrededor de un tercio de la demanda europea de petróleo, carbón y gas natural, de acuerdo con datos de la UE. A cambio recibe unos 250.000 millones de dólares al año, alrededor de las dos terceras partes de los ingresos de las arcas estatales.

El problema con un potencial corte es que la infraestructura de gasoductos de Europa continental está construida de este a oeste con el fin de importar gas ruso. Hungría estaría entre los países más afectados por un corte.

Reuters