Evo reclama el derecho de Bolivia a una salida al Pacífico

Durante su intervención en una conferencia de la ONU, que reúne en la capital austríaca a 32 países en desarrollo sin litoral, el mandatario aseguró que Bolivia "no es un Estado sin litoral, sino un país que ha sido privado temporalmente de su acceso a los mares y a su propia costa.".

Morales recordó que

AFP

Morales recordó que "los índices de desarrollo económico de los países sin litoral siguen siendo un 20 % menores que los de un

Internacional
POR:
noviembre 03 de 2014 - 07:09 p.m.
2014-11-03

El presidente de Bolivia, Evo Morales, reclamó este lunes en Viena el derecho de su país a una salida "soberana" al océano Pacífico y pidió a su vecino Chile que se avenga a negociar esa histórica demanda.

"Bolivia es un país privado contra su voluntad de una salida al mar. Nosotros nacimos a la independencia con más de 400 kilómetros de costa sobre el océano Pacífico", dijo Morales.

Bolivia demandó a Chile en abril de 2013 ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya, en busca de un fallo que obligue a Santiago a negociar la petición boliviana de una restitución del acceso al Pacífico, perdido en una guerra en 1879.

"Una invasión injusta a fines del siglo XIX desconoció las ideas sobre la universalidad de los mares y nos despojó de nuestro territorio costero", recordó el presidente boliviano.

En esa contienda, que entró en la historia con el nombre de "Guerra del Pacífico", Bolivia perdió unos 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio.

Morales justificó la demanda presentada en la CIJ en "la permanente dilación por parte de Chile para encontrar una solución de acceso soberano al Pacífico" y reiteró que las ambiciones de Bolivia son pacíficas.

Bolivia, subrayó, "no busca alterar el orden internacional ni la estabilidad del sistema de límites y fronteras" y simplemente ofrece "una invitación al diálogo" a Chile, "un pueblo vecino y hermano".

Preguntado en una rueda de prensa posterior en qué consiste concretamente la fórmula "una salida al mar con soberanía", el presidente indicó que "eso está sujeto a la negociación".

El líder boliviano abundó en que este asunto no es simplemente bilateral, sino que es "de interés continental e internacional".

Morales también postuló a Bolivia para que sea sede de una reunión de seguimiento con el fin de evaluar los resultados de la actual cumbre en Viena.

El otro país latinoamericano que participa en esta conferencia es Paraguay, que pidió reafirmar el libre tránsito de mercancías y el acceso a los mercados, necesarios para mejorar el bienestar de los ciudadanos de los países sin costa.

El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, solicitó en su discurso ante el pleno que los países sin litoral tengan "un trato especial y diferenciado en el comercio internacional" para "sobreponerse a las adversidades que la geográfica les impone".

Las naciones en desarrollo sin salida al mar cuentan con casi 500 millones de habitantes, pero apenas tienen una participación del 1,2 por ciento en el comercio mundial, según la ONU, ya que son penalizadas por el mayor costes de sus exportaciones.

Para Naciones Unidas, la ausencia de litoral es un gran obstáculo para el desarrollo de los Estados, ya que los altos precios del transporte limitan el comercio en general, lo que afecta negativamente al crecimiento económico y al bienestar social.

En ese sentido, Morales recordó que "los índices de desarrollo económico de los países sin litoral siguen siendo un 20 % menores que los de un país con costa".

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, solicitó hoy en Viena que se ayude "a los 32 países en desarrollo sin acceso al mar para hacer que el mundo sea un lugar mejor y que nadie quede atrás".

Ban destacó que con esta conferencia se pretende "reducir los costes de transporte, diversificar las economías y aumentar el valor agregado de los productos de estos países".

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Carvalho de Azevedo, lamentó que por su situación geográfica es "menos probable que los países sin litoral puedan beneficiarse de las ventajas para el desarrollo del comercio y de las inversiones extranjeras directas".

"Esto hace que millones de vidas sigan encadenadas a la pobreza", algo "inaceptable" en el siglo XXI, concluyó el brasileño.

La ONU espera adoptar este miércoles, cuando concluya la reunión, el llamado "programa de acción de Viena" para la próxima década destinado a mejorar la situación de estas naciones, promover su acceso a los mercados internacionales y fomentar un desarrollo sostenible.

Esta es la segunda conferencia de la ONU sobre los problemas de los países en desarrollo sin acceso al mar -26 de ellos situados en África y Asia- después de un primer encuentro celebrada en 2003 en Alma-Atá (Kazajistán).

EFE