En Venezuela, oposición y oficialismo se midieron en las urnas

La principal queja de las elecciones para gobernador fue el retraso en la apertura de los centros de votación. Sin embargo, los opositores hablan de una alta participación.

Elecciones regionales Venezuela

Un grupo de personas votando este domingo en Maracaibo para elegir a su gobernador.(Venezuela).

EFE

POR:
AFP
octubre 15 de 2017 - 08:18 p.m.
2017-10-15

Los venezolanos votaron este domingo para elegir gobernadores en unos comicios sin mayores incidentes en los que el gobierno y la oposición midieron fuerzas, después de cuatro meses de violentas manifestaciones que dejaron unos 125 muertos entre abril y junio.

(Lea: Próximas elecciones presidenciales, factor de riesgo para las acciones colombianas)

Cumplida la hora de cierre de urnas, a las seis de la tarde hora local, muchos centros permanecían abiertos para recibir a los electores aún en fila, como dispuso el Consejo Nacional Electoral (CNE), que aún no había dado oficialmente por concluida la votación.

(Lea: Viene un año de incertidumbre por elecciones en Latinoamérica)

Más de 18 millones de venezolanos estaban llamados a sufragar para designar por cuatro años a los gobernadores de los 23 estados del país petrolero. Una fuente del poder electoral afirmó a la AFP que la participación rondaría el 60%.

La oposición pidió a sus seguidores votar, más que por gobernadores, para castigar la gestión del presidente Nicolás Maduro; en tanto que el mandatario reivindicó la elección como un "triunfo de la democracia revolucionaria". "Este país o cambia o termina de hundirse. El cambio no es un camino fácil, la batalla hay que darla", declaró Mary Delgado, administradora de 63 años, a la AFP.

En Maracaibo, ciudad petrolera en el oeste del país, Carmen de Guillén, de 52 años, votó para apoyar al gobierno porque -dijo- "se preocupa por los más pobres".

Los comicios se celebraron con un año de retraso y luego de dos meses de tregua tras las marchas convocadas entre abril y julio por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para exigir la salida de Maduro. La MUD llamó a su gente a vencer la desilusión tras fracasar en las marchas que buscaban forzar la salida de Maduro del poder, y mostrar que aún son mayoría. Este fue el primer duelo electoral desde su aplastante victoria en las parlamentarias de 2015, cuando rompió una hegemonía chavista de 18 años.

Además de la frustración de su gente tras las protestas, la MUD enfrentó complicaciones como la reubicación a última hora de casi 300 centros, lo que denunció como "abusos" del CNE para favorecer al gobierno. La MUD responsabilizó al CNE porque varios centros donde mayoritariamente votan sus seguidores abrieron tarde; aunque la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, minimizó las quejas y dijo que todo transcurrió con "normalidad".

Desde que se eligió la Constituyente el 30 de julio, las protestas cesaron y Venezuela recuperó una relativa normalidad. Pero el país sigue siendo una olla en ebullición: en medio de una de las peores crisis de su historia, está al borde de la hiperinflación, con una severa escasez de alimentos y medicinas y una caída del PIB que el FMI calcula será de 12% este año.

*AFP

Siga bajando para encontrar más contenido