Fallecieron los literatos Eduardo Galeano y Günter Grass

Galeano, autor de "Las venas abiertas de América Latina", un referente de la literatura comprometida falleció este lunes a los 74 años en Montevideo. El Premio Nobel de Literatura Günter Grass, falleció este lunes a los 87 años.

Eduardo Galeano (arriba) y Günter Grass (abajo).

Agencias

Eduardo Galeano (arriba) y Günter Grass (abajo).

Internacional
POR:
abril 13 de 2015 - 01:12 p.m.
2015-04-13

Eduardo Germán María Hughes Galeano murió a causa de un cáncer de pulmón, informaron fuentes del hospital en el que se encontraba internado en la capital uruguaya. 

El Premio Nobel de Literatura Günter Grass, principal figura de la literatura contemporánea alemana y autor de la célebre novela "El tambor de hojalata", falleció este lunes a los 87 años. 

EDUARDO GALEANO, UN REFERENTE DE LA LITERATURA LATINOAMERICANA

Galeano nació en Montevideo el 3 de septiembre de 1940 y ha muerto en la misma ciudad el día 13 de abril de 2015", señaló la casa editorial con sede en Madrid.

"El tiempo comprendido entre ambas fechas se puede llenar con exilios, libros, nombres de amigos y de enemigos, numerosos premios, doctorados Honoris Causa, campañas de descrédito, en suma, la habitual construcción, a partir de un cúmulo de datos varios, del perfil con el que enciclopedias y estudios de todo tipo guardarán su figura para la posteridad", resumieron sus editores.

Galeano fue referencia de la intelectualidad de izquierda latinoamericana de los años 1970, en buena medida gracias "Las venas abiertas de América Latina", un título que fue traducido a más de 20 idiomas en el que cuenta la amargura del continente.

Ya mayor, sabiendo la enfermedad que lo aquejaba, no dejó de escribir, pero sobre todo, no dejó de expresar aquello que sentía como un deber: la crítica social.

En una de sus últimas y más celebradas apariciones públicas, Galeano reclamó su "derecho al delirio" y lanzó un mensaje de deseo a la humanidad, a la que deja un legado de decenas de obras que abordan temas tan variados como la política, la historia o el fútbol.

"Qué tal si deliramos por un ratito (...) para adivinar otro mundo posible. El aire estaría limpio de todo veneno que no venga de los miedos humanos y de las humanas pasiones, la gente no será manejada por el automóvil ni programada por el ordenador ni comprada por el supermercado ni mirada por el televisor", dijo .

El escritor, cuya educación formal no superó el primer año de secundaria, afirmaba haber aprendido el arte de narrar en los viejos cafés de Montevideo, de los cuales era afecto y consuetudinario visitante.

Galeano inició su carrera periodística a los 14 años, cuando publicó su primera caricatura en el semanario El Sol, del Partido Socialista, bajo la firma de "Gius", onomatopeya irónica de su primer apellido de origen galés.

Entre 1961 y 1964 fue editor de la prestigiosa revista Marcha, que dirigía Carlos Quijano y que era reducto de intelectuales latinoamericanos, en la que también escribió Mario Benedetti.

Luego fue director del diario independiente de izquierda Epoca (1964-1966).

Sus primeros escritos fueron periodísticos.

Con la llegada de la dictadura en 1973 a Uruguay, que duraría 12 años, Galeano, vinculado a corrientes marxistas, se exilió en Argentina, donde fundó y dirigió la revista literaria Crisis.

Dos años después se trasladó a España, a Calella (al norte de Barcelona), donde escribió para publicaciones de ese país y colaboró con medios de Alemania y México.

Con la restauración de la democracia, en 1985, Galeano regresó a Uruguay, donde residió desde entonces y mantuvo una prolífica producción.

Obtuvo el premio Casa de las Américas en dos ocasiones (en 1975 y en 1978) y su trilogía "Memoria del Fuego" recibió en 1989 el American Book Award, distinción que otorga la Universidad de Washington.

GÜNTER GRASS, PREMIO NOBEL DE LITERATURA

"Con Günter Grass, el mundo de la literatura pierde a un autor de verbo elocuente y nuestra República, a uno de sus ciudadanos más combativos", declaró el presidente de la Academia de las Artes de Berlín, Klaus Staeck.

El presidente alemán Joachim Gauck saludó la memoria de un escritor cuya obra, "espejo impresionante de nuestro país", "constituye una parte inmutable de su herencia artística y cultural".

También el presidente del partido socialdemócrata y vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, así como la ministra de Cultura, Monika Grütters, alabaron la figura del escritor. Por su parte, el autor británico Salman Rushdie dijo en Twitter que

Entre sus obras, escritas en un lenguaje exuberante y sin embargo preciso, lleno de fantasía y de ironía, figuran "El gato y el ratón", "Años de perro", "El diario de un caracol", "El rodaballo", "Encuentro en Telgte", "Es cuento largo", "La ratesa" y "Mi siglo". Gunter

Grass nació el 16 de octubre de 1927 en Dantzig, convertida en Gdansk en la actual Polonia, de una madre de origen cachubo (una minoría eslava de Prusia) y un padre alemán.

Vivió una "juventud alemana modelo" para su generación.

Enrolado a los 11 años en las juventudes hitlerianas antes de combatir en la Segunda Guerra Mundial, fue hecho prisionero por los estadounidenses al final del conflicto y liberado en 1946.

A partir de entonces llevó una vida bohemia, estudió artes plásticas, esculpió, pintó y dio sus primeros pasos en la poesía.

En los años 1950 se decidió por una carrera de escritor y se unió al "Grupo 47", que tenía por objetivo revitalizar la literatura alemana.

Entre sus compromisos más destacados de los últimos años destacaron sus campañas a favor de la coalición "rojo-verde" que aliaba a los socialdemócratas del canciller Gerhard Schroeder a los ecologistas o contra la "cruzada" del presidente George W. Bush contra Irak.

 En 2006, Grass reveló en "Pelando la cebolla", una obra que forma parte de sus memorias, que formó parte en su juventud de las Waffen SS, una unidad de élite del régimen nazi de Adolf Hitler.

La confesión causó un enorme revuelo en su país.

 En 2014, tras varias hospitalizaciones, Grass afirmó en una entrevista que probablemente no escribiría más novelas debido a su avanzada edad.

"Mi estado de salud no me permite concebir proyectos de cinco o seis años, y ésta sería la condición para el trabajo de investigación para una novela", dijo entonces.

Con información de Agencias.