La Fed da otro tijeretazo a su programa de estímulos

El banco central de Estados Unidos anunció que reducirá las compras mensuales de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas a 55.000 millones de dólares desde 65.000 millones.

Janet Yellen debutó en su primera reunión de la Fed.

AFP

Janet Yellen debutó en su primera reunión de la Fed.

POR:
marzo 19 de 2014 - 07:04 p.m.
2014-03-19

La Reserva Federal de Estados Unidos eliminó el miércoles el índice de desempleo como su objetivo principal para evaluar la fortaleza de la economía y señaló que se apoyará en un amplio rango de medidas para decidir cuándo subir el precio del dinero.

La decisión para continuar reduciendo el estímulo mantiene a la Fed en el mismo camino del antecesor de Yellen, Ben Bernanke, de desactivar el programa a un ritmo moderado.

La Fed reiteró que planea seguir recortando sus compras de activos a "pasos mesurados", a medida que las condiciones laborales sigan mejorando y que la inflación muestre señales de regresar a la meta del banco central del 2 por ciento.

Al mismo tiempo, la Fed dijo que al eliminar la promesa de mantener las tasas sin cambios bastante después de que la tasa de desempleo caiga por debajo del 6,5 por ciento no indica ningún cambio en las intenciones de política monetaria del banco central.

"El comité anticipa actualmente que, incluso después de que el empleo y la inflación se acerquen a niveles consistentes con su mandato, las condiciones económicas podrían, por algún tiempo, exigir mantener la tasa federal de fondos por debajo de los niveles que el comité observa como normal en el largo plazo", dijo la Fed.

El comunicado del banco central se conoció después de concluir su encuentro de política monetaria de dos días, el primero bajo la presidencia de Janet Yellen, que ocupó la jefatura del banco central más influyente del mundo el primero de febrero.

El presidente de la Fed de Minneapolis, Narayana Kocherlakota, disintió de la decisión, argumentando que al eliminar el umbral de la tasa de desempleo se podría perjudicar la credibilidad del comité para que la inflación retorne al 2 por ciento.

El banco central consideró que una reciente debilidad vista en la economía de Estados Unidos fue por causa de condiciones climáticas adversas. El organismo había dicho desde diciembre del 2012 que no consideraría subir las tasas de interés de corto plazo a menos que la tasa de desempleo bajara al menos al 6,5 por ciento, siempre que la inflación permaneciera contenida.

Pero la tasa de desempleo ha bajado más rápido de lo anticipado, en parte debido a que muchas personas que buscaban trabajo se desanimaron por no encontrarlo y salieron de la fuerza laboral, mientras que funcionarios piensan que la economía aún no está preparada para tasas de interés más altas.

De los 16 miembros del comité de política monetaria de la Fed, sólo uno cree que será apropiado subir las tasas este año, 13 esperan que la primera alza sea el próximo año y otros dos ven el primer aumento en el 2016, según nuevas proyecciones divulgadas el miércoles.

Pero una vez que la tasa de interés comience a subir, los funcionarios de la Fed ven incrementos ligeramente más intensos de lo que previeron en diciembre, con las tasas terminando el 2015 en 1 por ciento y finalizando el 2016 a 2,25 por ciento, según la mediana de las proyecciones.

En diciembre los funcionarios esperaban que las tasas de corto plazo estuvieran en apenas 1,75 por ciento a fines del 2016.

Las nuevas proyecciones también mostraron que los funcionarios del banco central ven el desempleo bajando más rápido, a una tasa de entre el 5,6 y el 5,9 por ciento a fines del 2015. En diciembre, las proyecciones mostraron que el desempleo caería a entre 5,8 y 6,1 por ciento para el cuarto trimestre del 2015.

SINTONÍA CON MERCADOS

La Fed ha mantenido las tasas de interés en cerca de cero desde diciembre del 2008 y ha comprado más de tres billones de dólares en deuda a largo plazo para presionar a la baja el costo del endeudamiento e impulsar la inversión y la contratación de personal.

El banco central comenzó a retirar su estímulo en diciembre, anunciando que recortaría sus compras mensuales de bonos en 10.000 millones de dólares, tras haber visto que la
economía recuperaba velocidad en los últimos meses el año pasado. En enero, la Fed dijo que recortaría las compras en otros 10.000 millones de dólares.

Al mismo tiempo, la Fed ha buscado mitigar las expectativas del mercado de que alzas en las tasas de interés se incluirán pronto en su llamada orientación a futuro. Pero el umbral fijado previamente para la tasa de desempleo podría alcanzarse pronto y los funcionarios quieren establecer una manera más amplia de telegrafiar sus visiones sobre cuándo endurecerán la política monetaria.

Los miembros de la Fed quieren mantener las expectativas del mercado alineadas a sus propias proyecciones. Si los operadores del mercado comienzan a dar por sentado un temprano aumento de las tasas, el resultado podría ser un endurecimiento de las condiciones financieras que podrían bloquear los conceptos que la Fed promueve para la inversión y contratación.

Incluso funcionarios de la Fed que prefieren un alza anticipada de las tasas de interés quieren que el comité del banco central que determina la política monetaria evite sorpresas que puedan provocar volatilidad en los mercados.

Reuters

Siga bajando para encontrar más contenido