La Feria Rockwell Automation puso la tecnología de punta

Ante más de 500 personas, la multinacional estadounidense realizó su propio evento en el Centro de Convenciones de Anaheim (California). Equipos, máquinas, sistemas integrados, software, microchips, motores de potencia e ingeniería de alta complejidad, en el menú de la exhibición.

La empresa no descarta la opción de que Rockwell monte nuevas plantas de producción de maquinaria industrial en América Latina (

Archivo particular

La empresa no descarta la opción de que Rockwell monte nuevas plantas de producción de maquinaria industrial en América Latina (

Internacional
POR:
noviembre 24 de 2014 - 12:23 a.m.
2014-11-24

Modernizar la producción industrial puede ser costoso, pero no hacerlo es peor. Esa fue una de las conclusiones de la agenda académica de la Feria de Automatización realizada por la compañía Rockwell en Anaheim (California), cuyo objetivo es elevar la competitividad de las empresas y garantizar la sostenibilidad de los negocios.

En efecto, el reto de las grandes, medianas o pequeñas compañías es permanecer en el mercado. Sin embargo, todo dependerá de los niveles de productividad, “los cuales solo se logran mediante la modernización de procesos, la integración y la conexión orientada a acelerar los rendimientos”, aseguró Keith Nosbusch, CEO de Rockwell Automation.

Tras hacer énfasis en la presencia de la empresa en América Latina, el mensaje de Nosbusch fue recibido por unas 500 personas, entre clientes, industriales, ingenieros e investigadores de tecnología de punta de todo el mundo, que mueven los negocios de la compañía estadounidense, que produce ingresos por más den 6.000 millones de dólares anuales, equivalente a unos 13 billones de pesos.

El presidente de la compañía y sus principales ejecutivos, dejaron claro que América Latina es un mercado estratégico para sus productos: Allen Bradley y Rockwell Software, reconocidos por su enfoque en el aumento de la productividad y la modernización de la industria.

Nosbusch no descarta la opción de que Rockwell monte nuevas plantas de producción de maquinaria industrial en América Latina (hoy fabrica en México y Brasil) si se mantiene el ritmo de crecimiento de los negocios en la región, donde está presente en casi todos los países, donde genera cerca de 5.000 empleos. “Tenemos un plan de expansión concreto en América Latina en las actuales plantas de producción. Las posibilidades de construir otras fábricas en países distintos a México y Brasil dependen del mercado”, dijo el CEO de la compañía.

Durante los tres días de la Feria, los asistentes obtuvieron información de los últimos avances tecnológicos desarrollados por el equipo de innovación e investigación de Rockwell en arquitectura y software, control de potencia a través de motores y soluciones y servicios. Los 22.500 empleados de la compañía en todo el mundo, certifican que la idea de sus fundadores, Lynde Bradley y Stanton Allen,en 1903, de producir equipos con sistemas de control y estadísticas para hacer seguimiento al rendimiento de las máquinas, sigue vigente 111 años después en los 80 países donde los productos de la compañía tiene presencia.

Para los asistentes a la feria, el gran atractivo del evento fue la forma como la marca Rockwell integra a sus clientes en el mundo, con soluciones de control e información de automatización industrial diseñadas para proporcionar ventajas competitivas.

“Los clientes de Rockwell no solo compran equipos o adoptan nuestra tecnología sino que participan en las soluciones, aportando sus conocimiento y su experiencia”, sostiene Joseph A. Kann, vicepresidente global de Desarrollo de negocios de Rockwell de la empresa.

En medio de bosque de información tecnológica, equipos, máquinas, sistemas integrados, robots, microchips, cables, motores de alta potencia e ingeniería que se reúne cada año en una ciudad de los Estados Unidos, surge siempre la misma pregunta: ¿Cómo se imagina Rockwell la tecnología industrial dentro de décadas?

Respecto a la protección del medioambiente, Kann dice que Rockwell ha rechazado muchos proyectos que comprometen el deterioro de los recursos naturales, en sectores sensibles.

LA EMPRESA CONSOLIDA SU PRESENCIA EN COLOMBIA

En Colombia, la multinacional tiene presencia desde hace muchos años con equipos y tecnología, y desde 1997 abrió oficinas en Bogotá, donde genera 90 empleos.

 Rockwell trabaja en el país con integradores como Powertek e Intelmec, que brindan apoyo técnico para la configuración de sistemas de control de procesos industriales.

Por su parte, Melexa S.A. es la empresa colombiana encargada de la distribución de los productos y servicios Rockwell en el país. Entre tanto, la soluciones de automatización y equipos llegan a través de Omnicon y Proyectos Integrales. En Colombia, Rockwell vendió en el 2013 un total de 65 millones de dólares, entre más de medio centenar de clientes.

NOTA: El autor de este artículo fue invitado a la Feria, en Anaheim (California), con todos los gastos pagos.