Fiscalía de Venezuela afirma que hay ruptura del orden constitucional | Internacional | Portafolio

Fiscalía venezolana se preocupa por ruptura del orden constitucional

Luisa Ortega, la fiscal general del país, argumentó un "desconocimiento del modelo de Estado consagrado" en la Constitución del país.

Luisa Ortega

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, afirmó que la sentencia del TSJ en la que este asumió las funciones del Parlamento representa una "ruptura del orden constitucional" en el país.

Captura de video de la señal oficial de Venezolana de Televisión de la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, quien afirmó que la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en la que este asumió las funciones del Parlamento de mayoría opositora representa una "ruptura del orden constitucional" en el país.

POR:
EFE
marzo 31 de 2017 - 08:55 p.m.
2017-03-31

La Fiscalía de Venezuela alertó hoy que la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de asumir las funciones del Parlamento representa una "ruptura del orden constitucional" en el país, mientras que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió a su oposición política retomar el diálogo.

Por su parte, a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) hizo hoy un llamado a los venezolanos a defender la Carta Magna desde las calles, ante lo que califican de "golpe de Estado".

El Poder Judicial venezolano emitió el miércoles una sentencia en la que, debido al estatus de "desacato" que el máximo tribunal impuso a la Cámara -de mayoría opositora- por el incumplimiento de varias sentencias, este asumiría las competencias del Parlamento.

Lea: (Colombia deja en consultas a su embajador en Venezuela). 

Ante esto, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, expresó su "alta preocupación" y afirmó que en esta sentencia -entre otras- "se evidencian varias violaciones del orden constitucional", así como el "desconocimiento del modelo de Estado consagrado" en la Constitución del país caribeño.

Ortega llamó a la "reflexión" para que se retomen los caminos democráticos y para que, con respeto a la Carta Magna, se propicie "un ambiente de respeto y pluralidad". En ese sentido, convocó a todos los actores políticos a conseguir "caminos institucionales que garanticen la paz, y que supere los obstáculos" que, a su juicio, impiden la calidad de vida que reclaman los venezolanos.

Lea: ('Venezuela ya es una dictadura abierta').

Ante esta posición del Ministerio Público, Maduro convocó al Consejo de Defensa de la Nación para "resolver" lo que calificó como un "impase" entre el Poder Judicial y la Fiscalía. El jefe de Estado venezolano señaló que este Consejo deberá "deliberar y sacar una resolución que fortalezca la Constitución venezolana", para resolver cualquier "diferencia" que haya entre "poderes constituidos". "Para dirimir soberanamente y solucionar, a través del diálogo y la Constitución, cualquier impase, cualquier problema de alto calado que tenga que resolverse", dijo.

En medio de la crisis institucional, Maduro también invitó a la oposición venezolana a retomar el proceso de diálogo político roto a principios de año, y asomó que aceptaría algunas condiciones que impusieran sus opositores.

Lea: (Preocupación mundial por crisis política en Venezuela). 

"Le insisto a la oposición venezolana, vuelvan al camino del diálogo, vuelvan al camino de la soberanía", dijo, a la vez que aseguró que está "listo" para continuar con las jornadas de conversaciones.

Por su parte, un grupo de diputados opositores denunció en la sede principal de la Fiscalía en Caracas a los siete magistrados que conforman la Sala Constitucional del TSJ, como primer paso para lograr su remoción de la institución por haber, según ellos, "secuestrado los derechos del pueblo".

El diputado opositor Juan Miguel Matheus explicó que solicitaron "la calificación de falta grave en el ejercicio de la función judicial de esos siete magistrados de la Sala Constitucional para luego poder removerlos en la AN".

Matheus, quien milita en el partido del dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, Primero Justicia (PJ), fue agredido al salir de la institución por supuestos militantes del chavismo con piedras y bombas lacrimógenas.

Por su parte, el Parlamento exhortó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a hacer valer la Constitución, y convocó a una "sesión especial de calle" para este sábado en rechazo a la decisión del Supremo.

"Nuestra Fuerza Armada tiene que sentir en este momento el peso de la democracia en
Venezuela (...) la democracia del mundo entero tienen una lupa puesta sobre la Fuerza Armada y sobre el resto de las instituciones de Venezuela esperando que la lealtad sea a la Constitución", dijo el jefe de la Cámara, el opositor Julio Borges.

Asimismo, la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hizo un "llamado urgente" a todos los sectores del país a "cerrar filas" en defensa de la república, y pidió a los venezolanos "planificar y ejecutar acciones de protesta" en defensa del país.

Entretanto, los venezolanos han recibido con evidente apatía y desinformación la sentencia del Supremo, aunque aseguran estar de acuerdo con que hay que protestar por lo que consideran un "golpe de Estado" cometido por el Gobierno. Algunos ciudadanos han manifestado que no conocen la sentencia del TSJ, mientras que otros pequeños grupos salieron hoy a protestar en Caracas y otros estados del país en rechazo a la decisión. 

Siga bajando para encontrar más contenido