FMI baja de nuevo previsión económica

PIB de América Latina y el Caribe no aumentaría 2,5 sino 2 por ciento, empujado por la ralentización de las economías de Brasil y México.

El FMI dio en México el decepcionante informe de la economía mundial, con énfasis en el bajo crecimiento en Latinoamérica.

EFE

El FMI dio en México el decepcionante informe de la economía mundial, con énfasis en el bajo crecimiento en Latinoamérica.

Internacional
POR:
julio 25 de 2014 - 03:36 a.m.
2014-07-25

El Fondo Monetario Internacional (FMI) volvió a recortar este jueves sus proyecciones de crecimiento para América Latina y el Caribe en el 2014, del 2,5 por ciento previsto en abril al 2 por ciento, como consecuencia de la ralentización en sus dos principales economías, Brasil y México.

Para el 2015, el Fondo también pronostica un crecimiento menor del esperado en la región, al rebajar sus cálculos del 3 al 2,6 por ciento, según indica en la actualización de su informe de “Perspectivas Económicas Globales”, difundida ayer. En abril, el organismo internacional ya había rebajado las previsiones para Latinoamérica, 4 y 3 décimas, respectivamente, debido a sus pronósticos de desaceleración de las economías emergentes.

Brasil sufre un nuevo recorte de sus previsiones hasta el 1,3 por ciento en el 2014 (frente al 1,9 por ciento previsto en abril) y al 2 por ciento en el 2015 (en comparación con el 2,6 por ciento en abril). Como causas, el informe cita que “las condiciones financieras más restrictivas, la continua debilidad de la confianza de las empresas y los consumidores están frenando la inversión y moderando el crecimiento del consumo”.

El FMI prevé para México un crecimiento en el 2014 de 2,4 por ciento, frente al 3 por ciento calculado en abril, y deja sin cambios los cálculos para el 2015 (3,5 por ciento). Esta ralentización, explican los técnicos del Fondo, “viene dada por el debilitamiento del sector de la construcción y la recuperación más lenta de lo previsto en Estados Unidos”.

Asimismo, la región se ve afectada por una demanda menor de lo esperado procedente de China, uno de los principales socios comerciales de los últimos años, cuya economía prosigue la senda de ralentización, con un crecimiento estimado de un 7,4 por ciento en el 2014 y del 7,1 por ciento en el 2015.

El Fondo también redujo su previsión de crecimiento mundial para este año debido a las “malas sorpresas” económicas provenientes de EE. UU. y China y a una profundización de los problemas geopolíticos en Ucrania y Medio Oriente. El PIB mundial crecerá 3,4 por ciento, 0,3 puntos porcentuales menos con relación a las proyecciones de abril, antes de subir 4 por ciento el año próximo, según las estimaciones. La nueva previsión se basa en el bajo crecimiento del primer trimestre.

PESOS PESADOS, CON TENDENCIA A LA BAJA

En EE. UU., que representa un cuarto del PIB mundial, el riguroso invierno frenó la actividad económica y condujo en el primer trimestre a la mayor contracción en cinco años. El FMI se refiere a un decepcionante crecimiento de 1,7 por ciento en el 2014, una caída de 1,1 puntos sobre la previsión de abril. El FMI también revisó a la baja de 0,2 puntos la previsión para China, al ubicar su crecimiento en 7,4 por ciento.

Agencias