El FMI es menos optimista que la Cepal sobre Colombia

El organismo de la ONU estimó que el país crecería 2,9 %. Aunque el Fondo Monetario Internacional también ubica a la nación como la tercera - junto con Uruguay - que más crecerá este año en la región, prevé la cifra en 2,5 %. Según la entidad, América Latina llevará la peor parte de la crisis económica y será la única que verá contraer su economía.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde

Archivo particular

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde

Internacional
POR:
octubre 06 de 2015 - 02:24 p.m.
2015-10-06

Este lunes, la Cepal dijo que veía a Colombia como el tercero en la región con el mejor panorama económico. A pesar de que revisó a la baja sus proyecciones sobre América Latina, estableció que el país crecería 2,9 %.

Hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó sus previsiones y resultan menos optimistas que las del organismo de la ONU con sede en Santiago.

Segpun el FMI, eL PIB de la región se contraerá un 0,3 % en 2015, arrastrado por Brasil y Venezuela. En su informe de julio aún tenía la esperanza de que esta parte del mundo se expandiera al menos un 0,5 %. Para 2016, prevé un crecimiento del 0,8 %, frente a su proyección previa del 1,7 %.

"En los países que no forman parte del grupo de las economías avanzadas, las fuentes de desaceleración y crecimiento son diversas, y van desde la caída de precios de las materias primas hasta el sobreendeudamiento generado anteriormente por el rápido crecimiento del crédito y las turbulencias políticas", dijo el FMI en Lima, donde celebra sus reuniones anuales.

"Para las economías de mercados emergentes y en desarrollo en su conjunto, nuestro pronóstico es que el crecimiento se reducirá por quinto año consecutivo en 2015", agrega el documento con sus perspectivas para la economía mundial.

La región, exportadora de materias primas por excelencia, se ha visto golpeada por una menor demanda China, su principal comprador, que se desacelera y compra menos, privilegiando el estímulo de su economía interna, que amenaza con crecer sólo un 6,8 % en 2015, su menor desempeño en los últimos 25 años.

BRASIL Y VENEZUELA CAEN

Brasil, la séptima economía del mundo, golpeada por una crisis de corrupción interna, tendrá una contracción del PIB del 3 % en 2015 y de 1 % en 2016.

Otrora estrella de los emergentes, hoy acumula la pérdida del grado inversor de la agencia S&P, la depreciación de su moneda a valores de hace 12 años, escándalos de corrupción, protestas contra los intentos de austeridad y descontento con la presidenta Dilma Rousseff, cuya popularidad es de apenas 10 % tras menos de diez meses de iniciar su segundo mandato de cuatro años.

En tanto, Venezuela, afectada por la caída del precio del petróleo y una convulsión política- verá caer su economía en 10% este año y en 6% el próximo, según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI), que celebra sus reuniones anuales en Lima.

Otra de las naciones que sentirá los efectos de las turbulencias económicas es Ecuador, también productor de petróleo, y cuyo PIB se contraerá un 0,6 % en 2015.

LOS QUE RESISTEN

Por su parte, algunos de los países que mejor resistirán y crecerían serán Paraguay (3 %), Colombia y Uruguay (2,5 % cada una), Perú (2,4 %), México y Chile (2,3 % cada una) y Bolivia (4,1 %), cuya economía es centralizada en el Estado y que crece mejor que sus vecinos.

"El crecimiento será menor de lo esperado en México, un reflejo del menor crecimiento de Estados Unidos -uno de sus principales socios comerciales- y una deslucida demanda interna", sostuvo el informe.

La resiliencia de los países más ordenados podría verse nuevamente amenazada con un alza de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos, ante una recuperación de su economía, lo que originaría la salida de capitales de naciones emergentes hacia Estados Unidos y repercutiría en una mayor alza del dólar.

"El fin de los tipos de interés cercanos a cero puede augurar un mayor endurecimiento de las condiciones de financiación", aseguró el FMI.

El Banco Mundial ya ha aconsejado a los países emergentes ajustarse los cinturones, ante una nueva turbulencia.
AFP