Fondo ‘buitre’ quiere negociar directamente con Argentina

El ministro de economía del país suramericano se encuentra en la capital de Estados Unidos.

Axel Kicillof, ministro de Economía de Argentina.

Bloomberg

Axel Kicillof, ministro de Economía de Argentina.

Internacional
POR:
julio 03 de 2014 - 03:38 a.m.
2014-07-03

El fondo NML Capital, que mantiene una feroz batalla legal con Argentina por bonos en default desde el 2001, está listo para reunirse y negociar directamente con el ministro de Economía, Axel Kicillof, adelantó ayer un alto ejecutivo de ese grupo especulativo.

“Estamos listos para reunirnos con el señor Kicillof durante su visita a Washington (este jueves), y negociar sin precondiciones”, expresó Jay Newman, administrador de carteras en Elliot Management, en un comunicado.

Kicillof estará hoy en la capital estadounidense para hablar ante el pleno de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), precisamente sobre la batalla legal argentina contra fondos especulativos.

“Estamos contentos de ver reportes de prensa indicando que Argentina ha acordado una reunión (...) en la próxima semana en Nueva York. Pero los contactos no necesitan esperar a la próxima semana”, apuntó Newman.

En un mensaje en la red social Twitter, la embajada argentina en Washington comentó que la posición de NML “parece ignorar al mediador indicado por el juez, con quien representantes de Argentina se reunirán el 7 de julio”.

Durante una visita a las Naciones Unidas la semana pasada, Kicillof descartó mantener reuniones directas con representantes de los fondos litigantes, y señaló que el país tiene un equipo legal de representación para esos contactos.

El gobierno argentino informó el martes que participaría el 7 de julio de una reunión con el abogado designado por una corte de Nueva York para supervisar las negociaciones con los bonistas, Daniel Pollack. Argentina depositó el pasado jueves dinero para pagar bonos reestructurados que tenían fecha del 30 de junio, pero el juez Thomas Griesa, de Nueva York, bloqueó las transferencias.

Si el cobro no se produce antes de que venza el plazo de gracia el próximo 30 de julio, Argentina corre el riesgo de ingresar a un nuevo default. Los fondos NML Capital, Aurelius, Blue Angel y otros 15 acreedores argentinos obtuvieron del juez Griesa un fallo que los habilita a cobrar el 100 por ciento de la deuda en default desde el 2001 por valor de 1.330 millones de dólares.

Esos fondos (a los que Argentina denomina ‘fondos buitre’) representan el 7 por ciento de los acreedores. El restante 93 por ciento se sumó a las reestructuraciones de la deuda soberana argentina en el 2005 y el 2010.

De otra parte, la calificadora Standard & Poor’s bajó la perspectiva crediticia de Argentina a vigilancia negativa y dijo que si no logra pagar los intereses de bonos podría declarar que incumplió algunas de sus obligaciones.

WASHINGTON

AFP