Ford dona carro a hombre que camina siete horas diarias

La historia de un habitante de Detroit (EE.UU.) fue publicada por un medio local hizo que la empresa Ford y, miles de personas más se conmuevan ofreciéndole dinero, trabajo o dándole ánimo en su osadía diaria.

Ford

EFE

Ford

Internacional
POR:
febrero 05 de 2015 - 08:27 p.m.
2015-02-05

Un concesionario Ford donará uno de sus vehículos a James Robertson, un habitante de Detroit (EE.UU.) que desde hace diez años cada día camina 34 kilómetros para acudir a trabajar porque no puede comprar un vehículo, informaron medios estadounidenses.

Robertson, de 56 años, empieza a andar a las 8 de la mañana para llegar a tiempo a su turno de trabajo, que empieza a las 2 de la tarde. Cuando su jornada termina a las 10 de la noche, Robertson camina de vuelta a casa, adonde llega a las 4 de la madrugada.

Aunque parte del trayecto lo realiza en autobús, Robertson todavía tiene que caminar 34 kilómetros diarios, con temperaturas que pueden situarse en 30 grados centígrados en invierno, para llegar a una factoría en la localidad de Rochester Hills, en las cercanías de Detroit.

Desde que la historia de Robertson fue revelada por el periódico Detroit Free Press a principios de semana, sus penurias han generado una oleada de compasión en Estados Unidos y Canadá. Una campaña iniciada por el periódico para recaudar el dinero suficiente para que Roberston pudiese comprar un automóvil para ir a trabajar ha acumulado, hasta el momento, más de 300.000 dólares. Y las donaciones siguen llegando.

El Detroit Free Press está siendo inundado cada día por llamadas y correo electrónicos para ofrecer a Robertson dinero, vehículos, empleo o simplemente ánimos. El trabajador ha estado andando los 34 kilómetros diarios para acudir a su trabajo y regresar a su domicilio durante los últimos diez años, desde que su automóvil, un Honda Accord 1988, dejó de funcionar.

Robertson, que es un empleado modélico en una factoría que produce moldes de inyección, cobra 10,55 dólares a la hora, lo que le impide comprar un vehículo y pagar por el seguro. En declaraciones al periódico de Detroit, Robertson reconoció que las horas que pasa cada día andando suponen menos tiempo para descansar y dormir, por lo que recurre a beber diariamente litros de refrescos con cafeína para mantenerse activo.

EFE