El Foro Económico Mundial abre el telón

El pobre desempeño de la economía global, la crisis de seguridad en Europa y el colapso en el precio del petróleo, temas centrales de la agenda en Davos.

Davos

AFP

Davos

Internacional
POR:
enero 21 de 2015 - 12:45 a.m.
2015-01-21

El comienzo oficial fue en la tarde del martes, pero la parte sustantiva del gran evento que por cuatro días convoca a centenares de personas vinculadas al mundo de los negocios, líderes políticos, académicos y periodistas, comienza en forma este miércoles en el centro de convenciones de Davos, un pequeño pueblo que normalmente atrae a esquiadores, ubicado en el corazón de los Alpes suizos.

Se trata de la reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM), que se realiza hace más de cuatro décadas, impulsada por el profesor alemán Klaus Schwab, cuya fundación maneja el encuentro con la conocida precisión helvética.

Tal como sucede cada enero, el programa será intenso y cubrirá múltiples temas, ya sea mediante paneles de expertos, intervenciones individuales o discursos de un buen número de jefes de Estado y de Gobierno.

Pero mientras llega el momento de las presentaciones, es claro que la cita del 2015 va a estar dominada por una serie de temas importantes.

El primero es la seguridad. Con el recuerdo de la matanza de algunos de los periodistas y caricaturistas más importantes de la revista satírica Charlie Hebdo todavía fresco, no faltarán las discusiones sobre lo que el extremismo islámico puede significar para los países más ricos.

Lo sucedido en París ha abierto muchos interrogantes y es fuente de nerviosismo. Una prueba de ello es que los controles de seguridad en Davos, que normalmente son muy intensos, se han vuelto más extremos en la presente ocasión. Pero sin duda, las discusiones se centrarán en el posible surgimiento de partidos de extrema derecha y la eventual polarización de sociedades que han sido liberales en sus costumbres.

Un segundo punto tiene que ver con la economía. El Fondo Monetario Internacional (FMI) viene de recortar sus proyecciones con respecto a la marcha de la producción global. Con excepción de Estados Unidos y un puñado de lugares más, las cosas no andan bien ni en las naciones emergentes, ni mucho menos en Europa o Japón.

En particular, las dudas sobre el Viejo Continente abundan. El desempleo sigue alto como consecuencia de la crisis del 2008 y los ajustes hechos no han rendido los frutos esperados. Debido a ello el electorado se muestra impaciente, como sucede en Grecia, que este domingo tendrá una cita con las urnas, en la cual el ganador puede ser un partido populista que rechaza la austeridad.

Por otro lado, la fuerte descolgada que han tenido las cotizaciones del petróleo no estará ausente. Tanto la suerte cambiante de algunos exportadores importantes, incluidos Rusia y Venezuela, estará en el radar de la mayoría de los delegados al FEM, como los efectos que la nueva realidad puede ocasionar.

SUIZA DA DE QUÉ HABLAR

El nombre de Suiza también se va a mencionar mucho y no precisamente por ser el país anfitrión.

La decisión de hace unos días tomada por el banco central helvético, de abandonar la política que consistía en atar el franco a 1,2 euros, fue la causante de pérdidas inmensas en los mercados cambiarios y sacudió la credibilidad en una institución que normalmente no es fuente de sorpresas.

Puesto de otra manera, en Davos se va a hablar de las nuevas fuentes de incertidumbre en materia económica, una de las cuales será la actitud estadounidense con respecto a las alzas en las tasas de interés. Sin tener claro lo que va a suceder, más de un observador considera que el planeta navega por aguas diferentes a las de hace un año.

Mientras los temas inmediatos reciben atención, igualmente lo harán otros todavía más fundamentales. El calentamiento global, a pesar del frío imperante en una estación de invierno, se mencionará con frecuencia.

El motivo es que los datos más recientes son inquietantes. Los científicos vienen de decir que el 2014 fue el año con temperaturas más elevadas desde que hay estadísticas sobre el clima. Más allá de los discursos y de las cumbres, el deterioro continúa y con este, la vulnerabilidad de los cinco continentes.

Tampoco faltarán las discusiones en torno a la tecnología, la educación y la salud.

Y aun entre tantos millonarios, la desigualdad de ingresos surgirá en más de un debate, pues todo indica que un grupo pequeño de potentados van a llevarse una tajada cada vez más grande de la riqueza mundial, tal como lo indica un reporte de Oxfam.

AMÉRICA LATINA SALE DEL FOCO

En medio de ese caleidoscopio de tópicos, ciertas regiones han perdido protagonismo. Es el caso de América Latina, que ya no es la niña bonita de otros tiempos y cuyos presidentes no estarán presentes, con la excepción del de Perú, Ollanta Humala.

Colombia estará representada en los paneles por dos ministros que se mueven como peces en el agua en estas ocasiones. Tanto Mauricio Cárdenas como Diego Molano tienen papeles importantes, ya sea para hablar de la marcha de esta parte del mundo o de cómo hemos avanzado en el cierre de la brecha tecnológica.

Ojalá sus intervenciones sirvan para demostrar que así la estrella latinoamericana haya perdido brillo, nuestro país sigue siendo la excepción en medio de un vecindario que no va bien.

SE REDUCE EXPECTATIVA SOBRE ECONOMÍA

El número de presidentes y consejeros delegados de todo el mundo que espera una mejora de la economía en los próximos doce meses ha caído en el último año del 44 al 37 %, según una encuesta realizada por la firma auditora PricewaterhouseCoopers (PwC) entre 1.300 dirigentes económicos de 77 países. Un 17 %, más del doble que el año pasado, estima que la actividad mundial bajará.

Los primeros ejecutivos mundiales, sin embargo, mantienen intacta la capacidad de sus negocios para generar ingresos, con respecto al año pasado.

“Se constata que nos encontramos ante un escenario económico distinto al que hemos conocido hasta ahora y en el que se conjugan cifras de crecimiento modestas a nivel global, con grandes oportunidades de negocio y acontecimientos disruptivos”, indicó el presidente de PwC, Carlos Mas.

LA CUOTA COLOMBIANA

Los ministros de Hacienda y Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), Mauricio Cárdenas y Diego Molano llevarán la representación del Gobierno colombiano en el Foro Económico Mundial (FEM), en Davos, donde el país es invitado especial, debido a que el presidente Santos no pudo viajar por razones de agenda.

Esta será la “oportunidad para difundir al más alto nivel los grandes logros” de Colombia y las “extraordinarias oportunidades de inversión”, destacó Cárdenas en un comunicado emitido por su despacho.

Se espera que Cárdenas, que ya acompañó a Santos en la anterior edición de Davos, intervenga en discusiones centradas en los mercados de capitales en las economías emergentes, inversión en infraestructura, lucha contra la corrupción, integración financiera global y perspectivas económicas para América Latina.

El Minhacienda realizará varias de las citadas charlas este miércoles, dejando para el jueves reuniones bilaterales. Una de ellas es con el ex primer ministro británico Gordon Brown. También, hay otras programadas con su homólogo italiano, Pietro Carlo Padoan, y con el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma.

Además mantendrá encuentros con representantes de organismos internacionales, como el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), Ángel Gurría, con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, y con otros banqueros de la región.

En la agenda de Cárdenas figuran así mismo reuniones con el economista Moisés Naím, el director ejecutivo de la compañía Bridgewater y asociados, Greg Jensen, y con el consejero delegado de Diageo, Iván Menezes.

El itinerario del Ministro se completa el viernes, cuando participará en los restantes debates a los que ha confirmado asistencia.

Por su parte, el ministro de las TIC participará en los debates del Foro que tienen que ver con telecomunicaciones e innovación.

Específicamente, tiene confirmada su asistencia a cinco sesiones y una rueda de prensa en las que se darán recomendaciones dirigidas a América Latina sobre cómo superar los desequilibrios en talento e innovación. Junto a él estarán el director de Media Relations del Foro, Oliver Cann, y el gerente de la oficina de Innovación para América Latina de Deloitte.

Ricardo Ávila Pinto

Director de Portafolio

Davos (Suiza)