Francia es dueño casi el 20 % de Renault

Adquirió un 4,73 % más del capital del fabricante automovilístico con el objetivo de proteger sus intereses en la empresa, según el ministerio de Economía.

Francia es dueño casi el 20 % de Renault

Archivo particular

Francia es dueño casi el 20 % de Renault

Internacional
POR:
abril 08 de 2015 - 12:56 p.m.
2015-04-08

En un comunicado conjunto con el departamento de Finanzas, el ministerio de Economía señaló que, al término de la operación, el Estado adquirirá 14 millones de títulos del fabricante del rombo por un monto entre 814 millones y 1.232 millones de euros.

Agregó que ya se ha procedido a la adquisición de 9,56 millones de títulos y precisó que la adquisición se hace "a precio limitado" y "protegido por una opción de venta a precio fijo" durante seis meses.

Con esta medida, el Gobierno entiende defender los intereses públicos en Renault, en particular en lo que se refiere a la llamada "ley Florange".

Esta ley, votada en marzo de 2014, está destinada a favorecer la estabilidad del accionariado y otorga un voto doble en las juntas de accionistas a los inversores que conserven su participación en una sociedad durante al menos dos años.

La junta de Renault, prevista para el próximo día 30, registró una resolución contraria a la aplicación de esta ley en el fabricante automovilístico.

Ante ello, "el Estado, que tiene el 15 % del capital de Renault, desea darse los medios para apoyar la aplicación de esta ley", indicó el Gobierno, que la consideró "una forma eficaz de incitar a los inversores a conservar sus acciones y participar mejor en el desarrollo de la empresa".

Además, Economía indicó que esta compra de acciones se inscribe en la "nueva doctrina del Estado" que consiste en "tener una gestión activa de su cartera" accionarial.

Señaló que los intereses del Estado en las empresas son "los mismos que los de todos los inversores a largo plazo, en particular los de los empleados accionistas" y que pasan por "contribuir a su estabilidad".

La operación "ilustra también la importancia estratégica que tiene para el Gobierno la participación estatal en Renault" pero "no presupone ningún movimiento duradero al alza o a la baja de su participación en el capital de la empresa", señaló el Ministerio.

Para el ministro de Economía, Emmanuel Macron, la compra de acciones de Renault persigue "promover un capitalismo de progreso, de largo plazo, al servicio de los asalariados y del desarrollo de las empresas".

En opinión de su colega de Finanzas, Michel Sapin, el Ejecutivo persigue garantizar "el desarrollo duradero de la economía y de los intereses patrimoniales" del Estado.

EFE