El G20 "optimista" sobre el crecimiento global

En Washington, los ministros de Finanzas del G20 aludieron principalmente a las turbulencias de la zona euro, expuesta a amenazas de una nueva recesión.

El ministro australiano de Finanzas, Joe Hockey.

Reuters

El ministro australiano de Finanzas, Joe Hockey.

Internacional
POR:
octubre 10 de 2014 - 09:27 p.m.
2014-10-10

Los países industrializados y emergentes del G20 expresaron este viernes su "optimismo" sobre el crecimiento mundial a la salida de una reunión en Washington a pesar del regreso de algunas "debilidades", dijo el ministro australiano de Finanzas, Joe Hockey.

"Mientras unas economías importantes se recuperan, otras enfrentan renovadas debilidades. Pero hemos salido (de la reunión) con optimismo", dijo Hockey, cuyo país preside este año el G20, grupo que abarca 85% del PIB mundial.

En Washington desde el jueves, los ministros de Finanzas del G20 aludieron principalmente a las turbulencias de la zona euro, expuesta a amenazas de una nueva recesión. Según Hockey, Europa debe adoptar "reformas estructurales" en el mercado de trabajo y en materia de competitividad para impulsar un crecimiento inexpresivo y paliar las "capacidades limitadas" de las políticas monetaria y fiscal.

"Europa puede mejorar, pero debe tomar la decisión de llevar a cabo esas reformas estructurales", dijo, repitiendo el mantra recalcado esta semana en Washington durante la asamblea general del FMI y el Banco Mundial. Pero al mismo tiempo reconoció la labor del Banco Central Europeo (BCE), que enfrenta presiones deflacionarias y una desaceleración del consumo.

El presidente del BCE, Mario Draghi, "ciertamente tiene el trabajo más desafiante en el mundo en este momento", dijo. Para el resto del mundo, el ministro australiano estimó que el objetivo de incrementar el Producto Interno Bruto (PIB) mundial en 2% por encima de las actuales previsiones para los próximos cinco años puede lograrse creando un fondo mundial para financiar proyectos de infraestructura.

Las economías emergentes necesitan ocho billones de dólares en inversiones de infraestructura en los próximos diez años, afirmó.

EFE