Ganancias de Goldman Sachs caen 56,3 % en primer trimestre

Sus ingresos bajaron a mínimos de más de cuatro años a causa de la volatilidad del mercado que golpeó los negocios de bonos y banca de inversión.

Liquidez, mayor preocupación de jefe de finanzas de Goldman
Internacional
POR:
reuters
abril 19 de 2016 - 10:23 p.m.
2016-04-19

Las ganancias trimestrales de Goldman Sachs Group Inc cayeron en más de 50 por ciento, mientras que los ingresos bajaron a mínimos en más de cuatro años, ya que la volatilidad del mercado golpeó los negocios de intermediaciones de bonos y banca de inversión del banco de Wall Street.

Goldman, que culminó un trimestre sombrío para los grandes bancos estadounidenses, reportó una caída de 40 por ciento en sus ingresos netos, reflejando un declive en todos sus negocios principales.

Al igual que otros bancos, los ingresos por intermediación de Goldman se vieron afectados por un desplome de los precios de las materias primas y del petróleo, las preocupaciones acerca de la economía china y la incertidumbre sobre las tasas de interés de Estados Unidos.

Destacando los desafíos que enfrenta el banco, el retorno sobre acciones comunes fue de 6,4 por ciento en el trimestre, respecto a 14,7 por ciento un año antes. Muchos inversores consideran que el retorno sobre acciones comunes de Goldman debe ser de al menos 10 por ciento para cubrir el costo de capital. Goldman dijo que los ingresos por intermediación de bonos, divisas y materias primas (FICC, por sus siglas en inglés) cayeron un 47 por ciento, a 1.660 millones de dólares, lo que representa el 26,2 por ciento de los ingresos totales del trimestre, muy lejos del 40 por ciento que el negocio regularmente aportaba antes de la crisis financiera.

El rival tradicional de Goldman, Morgan Stanley, reportó el lunes una caída de 54 por ciento en los ingresos ajustados por intermediación de renta fija y materias primas, además de un descenso similar en su ganancia neta.

Goldman tuvo una caída del 56,3 por ciento en las ganancias netas aplicables a los accionistas comunes, a 1.200 millones de dólares, o 2,68 dólares por acción, en los tres meses al 31 de marzo.

Esto se compara con los 2.750 millones de dólares, o 5,94 dólares por acción, del mismo periodo del año anterior, cuando el banco registró su mayor ganancia trimestral en cinco años.

Los analistas, en promedio, esperaban ganancias de 2,45 dólares por acción, según Thomson Reuters. El ingreso neto cayó a 6.340 millones de dólares, desde 10.620 millones de dólares.

Grandes bancos de EE. UU. luchan contra un duro 2016

Cinco importantes bancos de Estados Unidos recortaron de sus gastos más de 5.000 millones de dólares durante los tres primeros meses del año, pero aún no es suficiente para frenar la hemorragia financiera en la que en base a muchas mediciones fue el peor trimestre para Wall Street desde la última crisis.

Los volátiles mercados de acciones y bonos, un desplome de los precios de la energía y las persistentes bajas tasas de interés dejaron por el suelo las ganancias de los grandes bancos. A medida que se revisaron los resultados en la última semana, algunos ejecutivos dijeron que las condiciones han mejorado a principios del segundo trimestre, pero había poco optimismo de que el 2016 sea un año para celebrar.

Goldman Sachs Group Inc y Morgan Stanley, cuyas ganancias dependen más de los mercados que las de sus pares, vieron una caída de más de la mitad en sus utilidades. La rentabilidad sobre capital de alrededor de 6 por ciento estuvo bien por debajo de lo que inversores y analistas dicen que es aceptable. “No están recortando los costos lo suficientemente rápido como para mantenerse por delante de los declives de ingresos”, dijo Paul Miller de FBR Capital Markets. Casi todos los mayores bancos de Estados Unidos están en proceso de ejecutar multimillonarios programas de recortes de costos que fueron anunciados hace meses o años. Otros ya completaron dichas iniciativas e intentan ser más eficientes al restringir viajes innecesarios o congelando las contrataciones en ciertos mercados. Sin embargo, JPMorgan Chase & Co fue el único que logró reducir sus gastos más que la caída de los ingresos frente al mismo año pasado. La presión podría aumentar para que los bancos recorten aún más personal y costos si los mercados no mejoran.

“Si efectivamente el ambiente continúa como está, seríamos mucho más agresivos en el tema de los costos”, afirmó el presidente ejecutivo de Morgan Stanley, James Gorman.