Ganancias de Samsung disminuyeron un 60%

Samsung Electronics anunció fuertes caídas de beneficios y ventas en el tercer trimestre, en el que su "smartphone" estrella Galaxy S5 recibió una tibia respuesta en un mercado cada vez más competitivo desde la irrupción de los fabricantes chinos.

Presidente de Samsung, JK Shin.

EFE

Presidente de Samsung, JK Shin.

Internacional
POR:
octubre 30 de 2014 - 12:44 p.m.
2014-10-30

El beneficio operativo de la compañía en el período julio-septiembre fue de 4,06 billones de wones (3.050 millones de euros, o bien 3.850 millones de dólares), un 60 por ciento menos que en el mismo período del año pasado y la cifra más baja desde el segundo trimestre de 2011.

Samsung, cuyos resultados ya empeoraron en abril-junio, sufre así su segunda caída consecutiva, algo que tampoco ocurría desde hace tres años.

La firma surcoreana también publicó este jueves una contracción de su beneficio neto del 48,7 por ciento en términos interanuales hasta 4,22 billones de wones (3.170 millones de euros, 4.000 millones de dólares), y rebajó sus ventas un 19,6 por ciento hasta 47,4 billones de wones (35.613 millones de euros, 44.990 millones de dólares).

La división de informática y comunicaciones móviles fue la principal responsable del abrupto descenso en el tercer trimestre, ya que sufrió una reducción del 74 por ciento interanual en su beneficio operativo y de un 32,8 por ciento en sus ventas.

Samsung atribuyó en parte sus malos resultados de julio-septiembre a la reducción de los beneficios en las ventas de "smartphones" al reducirse el margen de ganancia por unidad, según el comunicado divulgado hoy por la firma en Seúl.

Los expertos en Seúl van más allá y muchos de ellos creen que Samsung está perdiendo fuerza en el mercado de los dispositivos inteligentes.

"Tras alcanzar su tope en 2011, el valor de Samsung en el mercado se está debilitando por la llegada de los competidores chinos y el fracaso de algunos de sus nuevos modelos", indicó el analista Ahn Seong-soo, de la consultora QUAD Investment Management en la capital surcoreana.

Concretamente el Galaxy S5, "smartphone" estrella de la compañía presente en el mercado desde abril, ha recibido una tibia acogida en comparación con su inmediato predecesor, el S4, respecto al cual no presenta importantes novedades.

En cuanto a los fabricantes chinos como Xiaomi o Huawei, el reciente auge de sus dispositivos inteligentes de gama media y baja -especialmente en los países en desarrollo- está quitando terreno a Samsung también en este nicho donde se reparten importantes beneficios.

Al margen de la telefonía móvil, los resultados de la división de electrónica de consumo también quedaron por debajo de lo esperado por el descenso de ventas de televisores de pantalla plana y el fin de temporada antes de lo previsto de los aparatos de aire acondicionado, según el comunicado de la empresa.

En todo caso, la caída anunciada hoy por Samsung era "altamente esperada en el mercado", tal y como asegura el analista Ahn Seong-soo, ya que a principios de este mes el gigante de la electrónica pronosticó un abrupto descenso de su beneficio neto en una primera estimación de resultados.

De hecho, horas después de que Samsung Electronics publicara hoy sus resultados las acciones de la compañía en el índice Kospi de la Bolsa de Seúl se revalorizaron un 4,51 por ciento, una de las mayores subidas diarias del año que indica que los inversores esperaban unos resultados aún peores, según expertos.

De cara al cuarto trimestre, la multinacional surcoreana se muestra optimista y pronostica un aumento de los beneficios "por la fuerte demanda estacional de televisores y el progresivo auge del sector de los chips de memoria", según el comunicado, que sin embargo invita a la "cautela" en las predicciones.

Samsung también anunció que espera un incremento de la demanda de sus productos gracias al reciente lanzamiento de su "phablet" Galaxy Note 4 y los nuevos modelos de teléfonos inteligentes de gama media en todo el mundo.

EFE