Gasto del consumidor impulsó el PIB de EE. UU.

La economía del país norteamericano aumentó 2 % en el trimestre de julio a septiembre.

Internacional
POR:
octubre 26 de 2012 - 11:01 p.m.
2012-10-26

El crecimiento de la economía estadounidense se aceleró en el tercer trimestre, cuando un tardío impulso en el gasto del consumidor y un sorpresivo giro en desembolsos gubernamentales compensó el primer recorte en inversiones de empresas en más de un año.

Sin embargo, la aceleración de la expansión no fue suficiente para reducir el desempleo, y ofrece pocos motivos para entusiasmar a la Casa Blanca de cara a la reñida elección presidencial del 6 de noviembre.

El Departamento de Comercio dijo que el producto interno bruto creció un dos por ciento a tasa anual en el tercer trimestre, tras haberse expandido 1,3 por ciento en el segundo.

Se necesita una tasa de crecimiento del PIB de un 2,5 por ciento durante varios trimestres para lograr avances sustanciales en la reducción de la tasa de desempleo.

La cifra superó levemente la tasa de 1,9 por ciento que esperaba el promedio de las proyecciones de analistas, en parte, debido a un aumento en el gasto gubernamental en el área de defensa que no sería de larga duración.

Eso se combinó con un mayor gasto de los hogares estadounidenses y un salto en la construcción de casas para fortalecer la demanda interna.

“El informe no entrega nada que sugiera que la actividad está saliendo de un entorno de crecimiento modesto, ya sea en dirección positiva o negativa”, afirmó Peter Newland, economista senior de Barclays Capital.

Desde que dejó atrás la recesión del 2007-2009, la economía estadounidense ha enfrentado una serie de obstáculos, desde altos precios de la gasolina hasta la crisis de deuda de Europa y, más recientemente, temores a un programa de austeridad del Gobierno.

Sin embargo, los consumidores no se han visto mayormente afectados por inminentes recortes del gasto gubernamental y por mayores impuestos que comenzarían a regir a comienzos del próximo año.

El gasto del consumidor, que representa dos tercios de la economía estadounidense, creció un 2 por ciento en el tercer trimestre, tras avanzar un 1,5 por ciento en el periodo anterior.

Un segundo informe mostró que la confianza del consumidor estadounidense alcanzó su mayor nivel en cinco años, otra señal de que las familias no están preocupadas por el llamado ‘abismo fiscal’ que sustraería 600.000 millones de dólares de la economía en el 2013 a menos que el Congreso actúe de manera inmediata.