Golpe militar y toque de queda en Tailandia

El autodenominado Consejo Nacional para el Mantenimiento de la Paz y del Orden restringió concentraciones y otros derechos.

Soldados arrestaron al líder de los ‘camisas roja’ y a otros ciudadanos que se manifestaron a favor del gobierno derrocado.

EFE

Soldados arrestaron al líder de los ‘camisas roja’ y a otros ciudadanos que se manifestaron a favor del gobierno derrocado.

POR:
mayo 23 de 2014 - 03:21 a.m.
2014-05-23

El ejército tailandés dio este jueves un golpe de Estado, decretó el toque de queda y suspendió la mayoría de las libertades individuales, después de siete meses de crisis política y de manifestaciones.

Tras el golpe, los militares le ordenaron al primer ministro derrocado, Niwattumrong Boonsongpaisan, y a su gobierno presentarse ante el nuevo régimen, que ha tomado el nombre de Consejo Nacional para el Mantenimiento de la Paz y del Orden. También, prohibieron toda concentración de más de cinco personas.

El nuevo Consejo suspendió también la Constitución, pero decidió conservar el Senado para poder “dirigir el país sin sobresaltos”.

El régimen convocó para este viernes a la ex primera ministra Yingluck Shinawatra y a tres parientes más del controvertido ex jefe de gobierno, el multimillonario exiliado Thaksin Shinawatra. Además, amenazó con bloquear las redes sociales que “inciten a la violencia” o critiquen a las nuevas autoridades.

Tres días después de decretar la ley marcial, destinada, según el ejército, a forzar el diálogo con los actores civiles de la crisis política, el poderoso jefe del ejército, general Prayut Chan-O-Chan, apareció durante la tarde en televisión para explicar que el golpe era necesario “para que el país vuelva a la normalidad”. Este general destacó la violencia en el país, que dejó 28 muertos desde el comienzo de la crisis, a fines del año pasado.

El toque de queda rige desde este jueves, de 10:00 p.m. a 5:00 a.m. Todas las estaciones de radio y televisión tuvieron también que interrumpir su programación y emitir los boletines del nuevo régimen militar.

El golpe fue condenado por la Unión Europea y Estados Unidos –que ha sido aliado de este país–. “No hay justificación a ese golpe de Estado militar”, dijo el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry.

Agencias
 

Siga bajando para encontrar más contenido