Más grandes compañías retiran su publicidad de YouTube

La compañía de Google es criticada por permitir mensajes en los que se incita al odio. AT&T Inc. y Johnson & Johnson, las últimas en decidirse.

Youtube

Archivo Portafolio.co

Archivo Portafolio.co

Internacional
POR:
Bloomberg
marzo 23 de 2017 - 09:08 a.m.
2017-03-23

AT&T Inc. y Verizon Communications Inc. suspendieron su gasto publicitario en anuncios no ligados a búsquedas en Google, uniéndose a una creciente lista de compañías preocupadas por los anuncios que aparecen junto a videos ofensivos en YouTube.

"Estamos profundamente preocupados de que nuestros anuncios puedan haber aparecido junto con contenido de YouTube en promoción del terrorismo y el odio", dijo una portavoz de AT&T en un comunicado. "Hasta que Google pueda garantizar que esto no volverá a ocurrir, estamos eliminando nuestros anuncios de las plataformas de Google que no involucran búsquedas".

Lea: (Google le avisará cuando hayan pasajes aéreos baratos).

Para proteger a su marca de un impacto negativo, Verizon dijo que tenía que tomar la misma medida. "Una vez que se nos notificó que nuestros anuncios estaban apareciendo en sitios web no sancionados, tomamos medidas inmediatas para suspender este tipo de colocación de publicidad y abrimos una investigación", dijo Sanette Chao, portavoz de Verizon, en un comunicado.

La polémica estalló la semana pasada después de que el periódico londinense 'Times' informara que algunos anuncios se estaban publicando con videos que promovían el terrorismo o el antisemitismo. El gobierno británico y el periódico 'The Guardian' retiraron anuncios del sitio de videos y Havas SA, la sexta mayor empresa de publicidad y marketing del mundo, retiró la publicidad de sus clientes británicos de Google y YouTube.

Lea: (Google, Facebook y Twitter luchan contra los portales de noticias falsas. Vea por qué)

Desde entonces, una cascada de empresas han hecho lo mismo, lo que podría costarles a Google y YouTube cientos de millones de dólares en negocios perdidos. Las búsquedas representan la mayor parte de los ingresos publicitarios de Google, que totalizaron 79.400 millones de dólares el año pasado.

Sin embargo, los grandes anunciantes como AT&T tienden a gastar más en toda la red de publicidad de video y anuncios desplegables de Google. AT&T es el cuarto mayor anunciante de Estados Unidos, con un gasto de 941 millones de dólares en 2016, según Kantar Media, y Verizon es el tercero.

Google intentó frenar la controversia esta semana, implementando nuevas herramientas y políticas. Pero muchos anunciantes estaban esperando a ver más detalles o resultados, antes de volver a colocar anuncios.

Lea: (Google compite con Apple y Samsung en el mercado de Smartphone: Pixel, su gran apuesta).

El miércoles, Sainsbury's Plc, la British Broadcasting Corp., Toyota Motor Corp., Volkswagen AG y Havas dijeron cada una por separado que su decisión de retirar los anuncios de YouTube no ha cambiado después de un comunicado el lunes de Google que buscaba tranquilizar a los anunciantes sobre protecciones más estrictas.

"No hacemos comentarios sobre clientes individuales, pero como se anunció, hemos comenzado una extensa revisión de nuestras políticas publicitarias y hemos hecho un compromiso público de implementar cambios que otorguen a las marcas más control sobre donde aparecerán sus anuncios", dijo un representante de Google en un correo electrónico el miércoles. "También estamos elevando la vara de nuestras políticas de anuncios para proteger aún más las marcas de nuestros anunciantes".

Las decisiones de los dos mayores operadores de telefonía móvil de Estados Unidos demuestran que el boicot a los anuncios no termina, sino que se está expandiendo. Otras compañías estadounidenses, como Johnson & Johnson, también suspendieron su publicidad en video con Google.

"Los anunciantes estadounidenses que se pronuncian harán que los inversionistas del país presten infinitamente más atención a un tema que ya aqueja a gran parte de la industria", dijo Brian Wieser, analista de Pivotal Research Group, que rebajo la acción de la casa matriz de Google, Alphabet Inc., el lunes a raíz del tema.