Grecia celebrará elecciones anticipadas el 20 de septiembre

Estos comicios serán el quinto sufragio en seis años, en un país duramente afectado por la crisis, con una tasa de desempleo superior al 25%.

Grecia celebrará elecciones anticipadas el 20 de septiembre

Archivo Portafolio

Grecia celebrará elecciones anticipadas el 20 de septiembre

Internacional
POR:
agosto 28 de 2015 - 01:50 p.m.
2015-08-28

El presidente Prokopis Pavlopoulos eligió el 20 de septiembre como fecha para las elecciones legislativas anticipadas en Grecia, los quintos comicios en seis años, para las que Syriza sigue liderando las intenciones de voto a pesar de las brechas internas.

“Se ha firmado el decreto presidencial para la disolución del parlamento, la organización de elecciones el 20 de septiembre y la constitución del nuevo parlamento el 1 de octubre”, informó la agencia de noticias semiestatal Ana.

Se confirma así la fecha deseada por el líder de Syriza, Alexis Tsirpas, según manifestó cuando dimitió como primer ministro el jueves pasado.

La oposición de derecha y el nuevo partido Unidad Popular, formado por los 25 diputados disidentes de Syriza, deseaban que los comicios fueran una semana después para tener más tiempo para la campaña electoral.

El anuncio de la fecha, que da inicio a la apertura oficial de la campaña, llegó poco después de que la primera ministra interina, Vassiliki Thanou, inaugurara su primer consejo de ministros.

Thanou indicó que “el peso de sus funciones es importante” pues, además de encargarse del desarrollo de las elecciones, el gobierno interino debe encargarse de otros problemas, como la crisis migratoria.

Grecia, situada en la frontera sudeste de la Unión Europea, recibió en lo que va de año la cifra récord de 160.000 migrantes.

Tsipras, que cuenta con ser reelegido gracias a su popularidad entre los griegos a pesar de los reveses sufridos por su partido, no había esperado al anuncio oficial para iniciar la batalla.

“El pueblo griego va a dar un mandato fuerte para el presente y el futuro” en las elecciones, predijo en una declaración publicada este viernes por el periódico del partido, Avgi.

“Grecia no puede volver atrás y no volverá atrás”, añadió.

A pesar de la deserción de parte de sus diputados, Syriza sigue liderando las intenciones de voto con un 23%, según un sondeo del instituto ProRata para el diario de izquierdas Efimerida ton Syntakton publicado este viernes.

La formación saca una ventaja de 3,5 puntos al derechista Nueva Democracia, que obtendría un 19,5% según la encuesta, y con los que Tsipras ya rechazó formar una coalición.

La nueva formación, Unidad Popular, fundada por los desertores de Syriza y liderada por el euroescéptico Panagiotis Lafazanis, lograría entrar al parlamento al superar el umbral del 3% de los sufragios, con un 3,5% de intenciones de voto.

No obstante, un 25,5% de los encuestados se declararon aún indecisos. Los griegos votarán así por tercera vez en este movido año, en el que el país tuvo que aceptar más austeridad a cambio de un tercer plan de ayuda de hasta 86.000 millones de euros.

REAFIRMAR SU BASE 

Las nuevas medidas económicas, entre ellas un aumento del IVA, fueron precisamente las que motivaron la escisión en Syriza.

El líder de la nueva formación de los disidentes, Lafazanis, repitió en los últimos días que no excluía una salida de Grecia de la zona euro.

Tsipras espera que la renovación de los 300 escaños del parlamento le permita reafirmar su base.

Estos comicios son además el quinto sufragio en seis años en un país duramente afectado por la crisis, con una tasa de desempleo superior al 25%.

A pesar de los reveses, Tsipras, que se convirtió en enero en el primer jefe de gobierno europeo procedente de un partido de izquierda radical, sigue siendo muy popular entre los griegos, muy apegados a su pertenencia al euro.

En estos ocho meses, el país ha experimentado un cierre de los bancos a finales de junio, un control de capitales y la celebración de un referéndum, el 5 de julio, sobre las propuestas europeas para ayudar a Grecia.

Un 62% de los griegos se opusieron al plan de ayuda europeo pero, apenas diez días después, Tsipras cedió ante sus socios comunitarios para evitar un “Grexit” que, según el entonces dirigente, habría tenido consecuencias catastróficas para Grecia.

AFP