¿Por qué Grecia está en crisis económica? Acá las razones

Pese a la ayuda de 240.000 millones de euros acordada desde 2010 por sus acreedores, Grecia, uno de los 19 Estados miembros de la Eurozona, sigue inmersa en una situación financiera crítica.

Una anciana se muestra proecupada mientras varios pensionistas, que no tienen tarjeta de crédito o débito, hacen cola ante una s

EFE

Una anciana se muestra proecupada mientras varios pensionistas, que no tienen tarjeta de crédito o débito, hacen cola ante una s

Internacional
POR:
julio 05 de 2015 - 02:47 p.m.
2015-07-05

Grecia, que entró en la Eurozona el 1 de enero de 2001, fue el primer país europeo en registrar una crisis de la deuda durante la hecatombe financiera mundial de 2008.

Su economía, de la cual un tercio es subterránea, sólo representa oficialmente menos de 3 % de la europea, pero su situación y los riesgos de un "Grexit" (salida de Grecia de la unión monetaria) centran la mayoría de cumbres europeas entre otras cosas por el temor a un contagio a otros países de la unión monetaria.

La crisis financiera del país ha ido agravándose, con una deuda pública que pasó del 107 % del PIB en 2007 a 177 % en 2014, es decir, 317.000 millones de euros (cifras de la oficina Eurostat).

Un primer plan de ayuda de 110.000 millones de euros fue aprobado en 2010 por la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI, junto a un plan de austeridad drástico.

Un segundo plan de rescate fue necesario en 2012, combinando 130.000 millones de préstamos suplementarios, una quita masiva de la deuda privada (107.000 millones de euros), a cambio de nuevas medidas de saneamiento.

El pago del último tramo de este préstamo de 7.200 millones de euros - que no se realizó -, estaba fijado para el 30 de junio de 2015 y condicionado a la adopción de nuevas medidas de ahorro. Los efectos de la austeridad se hicieron sentir: entre 2010 y 2013, la renta media por habitante cayó más de 3.000 euros y el desempleo se multiplicó por cuatro (7,8 % en 2008, 27,5 % en 2013).

Entre los jóvenes de menos de 25 años, se triplicó, hasta casi 60 % en 2013, según Eurostat.

En 2014, no obstante, se dieron algunos progresos: el crecimiento, de negativo en 2013 (-3,9%) pasó a positivo (+1,6 %) y el déficit público se redujo de 13,5 % a 1,6 %.

Pero lo que continúa penalizando al Estado es la incapacidad de recaudar impuestos (no pagan ni la Iglesia ni los armadores, primer sector de actividad junto al turismo), la evasión fiscal considerable, el clientelismo y el elevado gasto público.

AFP