Grecia decidió aplazar sus pagos con el FMI

El gobierno griego, atrapado en unas interminables negociaciones con sus acreedores y con las arcas vacías, aplazó hasta el 30 de junio el pago de los vencimientos de este mes al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker (d), y el primer ministro griego, Alexis Tsipras (I), se saludan.

EFE

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker (d), y el primer ministro griego, Alexis Tsipras (I), se saludan.

Internacional
POR:
junio 04 de 2015 - 10:09 p.m.
2015-06-04

Tras la importante reunión en Bruselas el miércoles por la noche entre el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, para despejar el futuro financiero de Grecia, Atenas pidió al FMI agrupar los cuatro vencimientos de este mes - 1.400 millones de euros- en uno solo y pagarlos el 30 de junio.

Atenas tenía que reembolsar este viernes 300 millones de euros al FMI, otros 340 millones el próximo día 12 y los dos restantes los días 16 y 19 junio (567 y 340 millones respectivamente). Este aplazamiento dará un respiro a Atenas, en dificultades financieras en los últimos meses, mientras prosigue las negociaciones con sus acreedores.

"Hemos estudiado una posibilidad que nos ofrece el reglamento del FMI y que nos dejará más tiempo para la negociación", dijo una fuente gubernamental griega.

El FMI precisó, por su parte, que según las reglas de la institución, "los países miembros tienen la posibilidad de pedir el agrupamiento de varios vencimientos" de sus deudas "en uno solo".

Atenas negocia con sus acreedores - la UE, el FMI y el BCE-, un acuerdo que le permita recibir el último tramo de 7.200 millones de los préstamos internacionales concedidos al país, para pagar sus deudas.

Grecia y sus acreedores terminaron en la madrugada del jueves una ronda de "difíciles" negociaciones en Bruselas, de las que el primer ministro griego Alexis Tsipras informará este viernes al parlamento de su país.

"El programa en curso debe concluir (...) pero Grecia debe hacer esfuerzos notables", dijo la canciller alemana, Angela Merkel.

Además subrayó que proseguirán las negociaciones con Grecia para que "siga siendo socia de la zona euro".

PROPUESTAS EXTREMAS

Las negociaciones entre Atenas y sus acreedores han entrado en una nueva etapa al máximo nivel. Pese al clima "constructivo" que reinó en la reunión entre Juncker y Tsipras, en la que también participó el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, quedaron claras las divergencias sobre algunas medidas que Grecia debe adoptar para sanear sus cuentas públicas.

Ahora, le toca a Atenas dar el próximo paso, según sus socios.

Los acreedores han mostrado una "flexibilidad considerable", dijo la directora gerente del FMI, Christine Lagarde. "Ahora le toca a la parte griega decir en qué quiere avanzar", dijo el ministro francés de Finanzas Michel Sapin.

Las divergencias entre los planes de reformas y las medidas presupuestarias de los dos campos son patentes. Tsipras, de vuelta a Atenas, aseguró a sus colaboradores que "no aceptará ninguna propuesta extrema".

Por su parte, el ministerio griego de Finanzas lamentó en un comunicado que "tras cuatro meses de negociación, las instituciones, la UE y el FMI, no han logrado resolver el rompecabezas de la crisis económica".

"La solución que Grecia y Europa necesitan exige propuestas más realistas de la parte de las instituciones para que permitan la recuperación económica" del país griego, dice el comunicado.

TROPIEZOS

En las negociaciones actuales, el primer ministro griego citó como un punto positivo "la propuesta de un excedente (primario, sin contar el pago de la deuda) más bajo", que el objetivo previsto.

Sin embargo, en el plan de los acreedores "hay puntos que nadie puede considerar como una base de discusión", dijo Tsipras.

Exigencias como "recortar las pensiones más bajas o aumentar el IVA para la electricidad no pueden ser base de discusión", aseguró, al estimar que la oferta griega, un plan de reformas de 46 páginas, "es la única propuesta realista sobre la mesa".

La voluntad política de llegar a un compromiso, manifestada por el impulso que han dado en los últimos días Francia y Alemania, podría ser la clave de un arreglo.

Juncker dijo que está "en contacto permanente con todos los actores del caso al más alto nivel político", según la Comisión.

AFP