Grecia y Eurogrupo continúan en negociaciones

Grecia y los socios del euro continúan las negociaciones sobre las reformas en este país en un ambiente de creciente tensión, ante la urgencia de lograr un acuerdo antes del próximo Eurogrupo, que se celebra el día 24 de abril.

Grecia  afronta estos días el pago de unos 500 millones de euros en salarios y pensiones.

Archivo

Grecia afronta estos días el pago de unos 500 millones de euros en salarios y pensiones.

Internacional
POR:
abril 14 de 2015 - 12:43 p.m.
2015-04-14

Los representantes de las instituciones -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)- y del Gobierno griego siguen reuniéndose para elaborar un plan completo de reformas específicas que esté listo antes de esta fecha.

Con este fin el sábado el conocido como "Grupo de Bruselas", formado por miembros de ambas partes, mantuvo una conferencia telefónica, que según el ministerio griego de Finanzas se celebró en un "clima de cooperación" y sirvió para acotar los principales temas que se tratan estos días.

El portavoz comunitario Margaritis Schinas confirmó ayer que las negociaciones siguen en pie y que el próximo paso es "analizar el estado de la situación" en la reunión informal de los ministros de Economía y Finanzas del día 24 en Riga.

El Ejecutivo de Alexis Tsipras trabaja a contrarreloj para presentar la nueva lista de reformas en materia de finanzas, pensiones, legislación laboral y privatizaciones que los socios europeos pidieron la semana pasada.

Aunque la CE evitó hablar de un "ultimátum", en la práctica el calendario no deja mucho más espacio si se quiere llegar con un principio de acuerdo al encuentro del Eurogrupo.

Entretanto dos de los acreedores del país, el BCE y el FMI, celebran importantes reuniones que pueden afectar al futuro inmediato de Grecia.

El encuentro de la junta directiva del BCE mañana despierta gran interés por si derivara en algún cambio en la política monetaria de esta institución.

En los últimos días el BCE se ha opuesto al proyecto de ley que prepara Atenas para proteger de las ejecuciones hipotecarias a las primeras viviendas valoradas en menos de 300.000 euros y cuyos dueños tengan unos ingresos anuales menores a 50.000 euros.

La institución que dirige Mario Draghi considera que supone un "riesgo moral" y socava la cultura del pago, ya que "amplía significativamente" los criterios sobre el valor de la propiedad, los ingresos anuales y el valor inmobiliario.

El jueves el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, coincidirá con su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, en Washington, donde ambos acudirán para pronunciar una conferencia en un reconocido instituto y donde puede que intercambien su parecer acerca de Grecia.

La situación del país también será uno de los puntos que trate la reunión de primavera que el FMI celebra a finales de la semana y en que se prevé que Varufakis participe junto con los ministros de Economía y gobernadores de bancos centrales de los 188 países miembros de este organismo.

Mientras, las especulaciones sobre una posible quiebra continúan acechando a Grecia en caso de que no consiga lograr un acuerdo antes de finales de abril, algo que el Ejecutivo de Tsipras ha desmentido.

"Grecia va a decepcionar una vez más, no se prepara para la bancarrota, tampoco los acreedores", aseguraron fuentes gubernamentales, que insistieron en que las negociaciones "avanzan a buen ritmo hacia una solución mutuamente beneficiosa".

Según la prensa local, las propuestas que ha presentado hasta ahora el Gobierno a los socios prevén la recaudación de 6.200 millones de euros, pero lo que está por ver es cómo se resolverán los temas en los que existen los principales desacuerdos.

Estos son la reducción de las pensiones, el aumento del impuesto del IVA y la liberalización completa de los despidos en el sector privado, que reclaman las instituciones.

El país afronta estos días el pago de unos 500 millones de euros en salarios y pensiones, la mitad del monto a que ascienden mensualmente estas partidas, además de una subasta de Letras del Tesoro a tres meses que se celebrará mañana por valor de 1.000 millones de euros.

‘NEGOCIACIONES AVANZAN PERO LENTAMENTE’

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, afirmó hoy que las negociaciones entre los acreedores internacionales y Grecia "avanzan" pero con lentitud, y recalcó la importancia de que Atenas presente unas reformas detalladas.

"Las discusiones progresan, sí, pero a un ritmo lento", aseguró el funcionario durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

El comisario indicó que las instituciones que formaban parte de la troika -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional- esperan cerrar con Atenas una lista de reformas detalladas que el país se comprometa a implementar y que puedan ser estudiadas por la eurozona a finales de mes.

"Lo que esperamos es que el Gobierno griego pueda producir una lista de reformas precisa y que ésta se pueda analizar en el Eurogrupo informal de Riga", un encuentro de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona que se celebrará el 24 de abril en la capital letona.

Moscovici pidió "no presentar las cosas de una manera de confrontación" o "ideológica" y recalcó que "se trata de buscar una solución común que permita a Grecia mantenerse en la zona del euro en una buena condición, para el pueblo griego y también para los compromisos tomados con sus socios".

"Hace falta un enfoque apaciguado serio, que no sea un enfoque, una vez más, de confrontación", dijo el funcionario del organismo europeo. No hay voluntad de las instituciones o de la troika, que ya no funciona en este formato, de imponer este modelo u otro al Gobierno griego, hay necesidad de aproximas los puntos de vista, y desde ese punto de vista, se deben hacer esfuerzos", subrayó Moscovici.

EFE